miércoles, 23 de noviembre de 2016

PEDRIZA EN LA NIEBLA

El entreno de este domingo tenía algo especial, y es que debido a un acontecimiento familiar de un amigo, nos invitaba a comer un cocido en La Pedriza, después de entrenar. Y para tal acto conseguimos reunirnos un buen número de compañeros.
El día era uno de esos que la mayoría de la gente se queda en casa, lluvia, frío, viento; vamos un típico día invernal de otoño.



Pero esto no era impedimento para acudir a la cita, así que a las 8:30 estábamos en el aparcamiento de Cantocochino, junto a otros doce amigos para iniciar el recorrido.
Tomamos dirección refugio Giner, para tirar hacia el Tolmo y continuar un poco para desviarnos a la izquierda en dirección al Hueso, contemplar esta curiosa formación rocosa y subir al Laberinto.






La temperatura en el pinar se templa bastante y la lluvia amaina un poco, aunque la roca está empapada y hay que ir con cuidado por los numerosos pasos técnicos que tiene este recorrido.
Subimos la empinada ladera y entramos a la zona del Laberinto; es como si pasaras a un entorno "mágico", se respira una calma especial aderezada con las particulares formaciones graníticas y la niebla envolviendo las rocas, dando un aspecto más místico al lugar.



Atravesamos la zona y salimos a la senda Termes que a mano izquierda nos lleva al collado de la Ventana.

                                                                                           Entrando al Laberinto                                                                                                             
Bajamos ya desde aquí por el divertido sendero lleno de rocas, pero que permite bajar a buen ritmo y llegamos de nuevo Cantocochino tras casi 14 kms.
Después todos al bar del Montañero para comer y pasar un buen rato con los amigos. Así da gusto entrenar, jejeje.


No hay comentarios: