lunes, 10 de febrero de 2014

CICLOGÉNESIS POR LA PEDRIZA

Este domina pasado y a pesar de la mala previsión meteorológica decidimos hacer la ruta que acordamos el finde anterior, con la premisa de "si está muy mal nos damos la vuelta y punto".

Desde Cantocochino partimos con buena temperatura dentro de lo que cabe, sin viento y sin lluvia hacia el collado de la Dehesilla. Tras 48 minutos llegamos y comienzan a caer pequeños y esporádicos  copos de nieve. Bajamos por el ahuecó de Coberteros y la nevada comienza a hacerse patente dejando el suelo blanco mientras que alcanzamos la Hoyande San Blas. 

Remontamos un tramo por la pista y cogemos un bonito sendero que en continúa zigzag nos sube en altura hasta superar el bosque de pinos y llegar a la zona de bloque graníticos cercana a Las Torres. A esta altura la acumulación de nieve y de hielo ya es importante por las nevadas de días anteriores y por la que está cayendo ahora, lo que junto a la niebla hace que dudásemos sobre el camino a seguir.
Afortunadamente y tras algunos titubeos decidimos dejarnos guiar por el GPS para buscar una salida hacia el punto de inicio, ya que la meteo iba a peor y el frío empezaba a calar.

De esta manera comenzamos a bajar por una canal, que si bien al principio era cómoda y fácil, al poco tiempo se transformó en un caos de enormes bloque donde la progresión en algunos puntos requería de pasos delicados, además de que las rocas tenían mucho hielo y nieve, pero menos mal que los crampones nos dan mucha seguridad en este tipo de terreno.

Tras conseguir avanzar y descender poco a poco, por fin, entre las ramas de los árboles vemos abajo la redondeada figura del Tolmo, confirmando que vamos por buen camino para el regreso. La cerrada niebla nos impedía ver por donde progresábamos, e íbamos un poco ciegos, aunque confiados en ir en la dirección correcta, como así fue.
Del Tolmo tomamos el camino de regreso hacia Cantocochino, y terminando este duro entreno de 22 kms en 5 horas de infusión.
 

No hay comentarios: