lunes, 27 de enero de 2014

7 PICOS

Este domingo teníamos pensado hacer la Senda Herreros, partiendo desde las Dehesas de Cercedilla, y así comenzamos el entreno. Sobre los 1500 m ya aparecía la nieve y llegando a la Pradera de Navarrulaque, el espesor ya estaba en torno a los 15 cm.

Tomamos la Herreros y el espesor va aumentando a medida que avanzamos, hasta el punto de que perdemos la senda en el caos de rocas y de vegetación, todo cubierto por la nieve. 
Visto que no conseguíamos dar con la dirección correcta, y el atractivo de los tubos que teníamos encima nuestro y que nos llevaban al cordal de 7 Picos, decidimos tirar por las bravas todo tieso para arriba.



La subida fue bastante penosa, pues añadido a la fuerte inclinación, la nieve estaba muy blanda y en ocasiones nos hundíamos hasta la cintura, lo que hacia agotadora la progresión.
Nos llevó una hora alcanzar el cordal y disfrutar de unas maravillosas vistas; luego cogimos el cresterio para dirigirnos al Collado Ventoso. Esta zona fue muy tortuosa, pues la primera capa de nieve era hielo que se partía a nuestro paso, hundiendonos hasta por encima de las rodillas, y que a pesar de llevar malla larga, dañaba las pantorrillas al estar tan dura. Mi compañero Luis, llevaba piratas, y le produjo quemaduras y heridas.

Menos mal que a partir del Ventoso, la senda estaba pisada y con los crampones pudimos correr sobre el hielo y bajamos todo el Schmid hasta el punto de partida.
Tuvimos una meteo perfecta para disfrutar de un gran día de entreno con los compañeros del Comando Guadarrama. 

No hay comentarios: