jueves, 17 de octubre de 2013

ENTRENANDO CON EL FRONTAL

El otoño se va imponiendo y no precisamente por temperaturas frescas, pues esta tarde-noche parecía verano; sino porque la luz solar va durando menos, y cada vez anochece más pronto; y en cuanto retrasemos una hora, que será en breve, la noche se hará patente mucho antes.
Así que para seguir entrenando por monte, y no tener que ir por asfalto, hay que tirar de frontal y disfrutar de la soledad y tranquilidad del campo oscuro.



Acompañado por mi perro Neox, nos hemos hecho una ruta por la Dehesa Boyal de Majadahonda, aprovechando el desnivel del monte, para meter potencia y preparar un poco la carrera que tengo el sábado: La Pedrezuela Trail Race, de 28 kms; originales eran 36 kms, pero la organización decidió recortar en 8 kms el trazado.

Va a ser la primera carrera tras el UTMB, y mi intención es ir tranquilo, ya que no me apetece exprimirme y sufrir, que ahora estoy en fase de recuperación tras el Mont Blanc.
Pero bueno, ya veremos, que cuando uno se pone el dorsal se olvida de todo.


No hay comentarios: