miércoles, 25 de diciembre de 2013

CARRERA DE NAVIDAD DE CERCEDILLA

El pasado domingo volví a participar en esta carrera, y ya van 6 ediciones seguidas, y que marca el final de las carreras por montaña del año. Es ya como una tradición asistir a este evento, que cada año cuenta con mayor número de participantes, estando en la actualidad en torno a 2.500 inscritos. Es una cifra muy alta para un circuito tan corto, pero este año han acertado al diseñar los primeros kms por pista, para que así la carrera fluyera sin atascos, y cuando llegaron los tramos de sendero, este no era muy estrecho, y ya se había estirado el pelotón de corredores, con lo que al menos en mi tramo, no hubo atascos.

Realicé la carrera Junto a Euse, David y Juan Angel, para entrar en meta a la vez, pero David se entretuvo a quitarse algo de ropa, pues el sol aportaba un poquillo, y además llevaba un disfraz, lo que le hacía sudar en demasía.

El recorrido, muy bonito y entretenido, fue de 14 kms, y tuvimos suerte de contar con un buen día de temperatura y sol, que hizo más agradable la carrera.
Luego comida con las mujeres y Raúl y su familia, que se unió a posteriori para pasar la mañana en Cercedilla y compartir con nosotros el buen ambiente del pueblo.
Ya pensando en el nuevo año, para ver carreras y futuros retos con los que seguir disfrutando de las montañas.

Hubo tiempo para hacernos una foto con Chema Martínez, ganador de la carrera, y Martín Fiz, dos enormes figuras del atletismo.




martes, 17 de diciembre de 2013

PEÑALARA INVERNAL

Teníamos que subir a Peñalara antes de que llegarán las Navidades, es como una especie de despedida, un cierre de año montañero.
Llegamos al vértice cimero ponemos el Belén, nos hacemos unas fotos y para abajo, cumpliendo con lo que es ya, una tradición.
                    
  
La mañana de helada y luego soleada, nos ha dejado recorrer a gusto la sierra. Salimos de Cotos a las 8:30, para dirigirnos hacia Citores y coger la cuerda para tirar todo tieso hacia Peñalara.
Al estar todo el camino nevado, las angulosas piedras que cubren el terreno, están tapadas, lo que hace que el trote sea más fácil, con lo que llegamos a la cima de Peñalara casi sin darnos cuenta.
Por el camino, algunas placas de hielo obligaban a tener precaución, pero casi todo era una costra helada que crujía a nuestra pisada, dando buen agarre.



En la cumbre un ligero airecillo dejaba frío el cuerpo, así que hicimos las fotos y demás, y para abajo.
Para volver tomamos la senda desde Dos Hermanas y a mitad de bajada cogimos la desviación para ir al refugio Zabala y desde allí bajar a la Laguna Peñalara, que se encontraba totalmente helada.
Después volvemos a Cotos por el turístico sendero, que a esas horas presentaba ya buena afluencia de gente.

                     
Este último tramo era casi el más peligroso por el hielo, pues ocupaba todo el tramo de senda/pista, y estaba compacto y duro, lo que nos llevo a tener alguna caída sin consecuencias, y aunque llevábamos los crampones para las zapatillas, al no ser continuo el hielo, no nos decidimos a ponerlos.
Después un cafelito en la Venta Marcelino para comentar la jornada, los próximos entrenos y carreras.



domingo, 8 de diciembre de 2013

POR LAS CLAVIJAS

A las 8:30 hemos quedado esta mañana en el parking de Machacaderas, y hoy nos hemos juntado 13, nada menos.
Con -2º pero viento en calma y cielo despejado comenzamos el recorrido, para encaminarnos hacia Cantocochino, subir al collado de Quebrantaherraduras y bajar a la barrera de la Pedriza.
                  


Continuamos por la pista en dirección al Boalo, hasta que llegamos a la ermita de San Isidro, donde cogemos el sendero que sube a la cuerda  de los Porrones: es una empinada subida de unos 400 m, que como punto final tiene una entretenida pseudo vía ferrata, para superar un paso entre bloques. Es la senda de la cabra, y además que parecía estaban esperándonos al final del collado, pues unos cuantos ejemplares asomaban su cabeza para ver nuestro paso.












Después hemos tomado el sendero que entre el bosque de pinos nos lleva a la pista, para atravesarla y continuar por el sendero que desemboca en Quebrantaherraduras, bajar al rio y remontar de nuevo a Cantocochino y finalizar en el punto de salida.

14 kms de bonito recorrido, con la dureza de subida a la cuerda de los Porrones.

lunes, 2 de diciembre de 2013

CARRERA CERRO MARMOTA

Este domingo día 1 se ha celebrado la tercera edición de esta carrera solidaria, cuya recaudación se destina en su totalidad a la investigación del cáncer infantil.
He participado en las tres ediciones y aunque este año en principio no iba a participar, circunstancias externas me animaron a apuntarme.
Carrera popular Cerro de la Marmota 2013

Como en las anteriores ocasiones me apunté a la carrera de 25 kms, para tomarla como un entreno largo y dado que el perfil lo permite, meter un poco de velocidad.
La mañana despertó bajo cero, pero con cielo despejado, y aunque luego el sol no calentaba mucho y corría un aire frío, se corrió con temperatura buena y soportable.
El perfil hace que el inicio sea rápido, ya que los primeros 4 kms son en bajada, luego se llanea en otros 4-5 kms atravesando un arroyo en 5 ocasiones, que obliga a mojarse los pies. Y así con alguna subida y bajada se alcanza el km 15, a partir del cual ya el perfil es de subida hasta meta.
Prácticamente toda la carrera es por pista, y algún pequeño tramo de sendero, y zonas de asfalto en las inmediaciones de Colmenar Viejo.
Terminé con muy buenas sensaciones en 2:07, y disfrutando del recorrido, mejorando el tramo de llegada a meta, respecto a las anteriores ediciones.

viernes, 29 de noviembre de 2013

ABANTOS NOCTURNO

El miércoles por la noche a las 21:00 habíamos quedado en la estación de ferrocarril de El Escorial, para subir al Abantos.
Mucho frío a esas horas y el pueblo prácticamente desierto. Atravesamos la explanada del monasterio en absoluta soledad y subimos las empinadas calles que nos dejan a las puertas de la ladera del monte, para tomar un bonito sendero que en continuo zigzag va cogiendo altura. 

Vemos como las anaranjadas luces del pueblo se van quedando a nuestros pies, mientras que la perspectiva va aumentando y se divisan multitud de poblaciones, urbanizaciones y con las miríadas de luces de Madrid al fondo.

Subimos a cobijo del bosque de pinos por lo que las gélidas temperaturas no nos afectan mucho, haciendo la progresión más confortable.
Así llegamos hasta el puerto de Malagón, donde comenzamos a sufrir el viento cortante y aparecen pequeños bancos de nieve helada. Apretamos el paso al coger una pista más o menos horizontal que permite llevar un ritmo más vivo y tras recorrer un corto sendero llegamos al vértice cimero, donde era difícil estar mucho tiempo, pues comenzaban a doler las manos a pesar de llevar guantes y el frío dejaba helado el sudor. 



Tras unas rápidas fotos nos dirigimos al mirador para contemplar el paisaje nocturno del valle, y raudos tomar el camino de vuelta, pues no había quien estuviera allí del frío que hacia.
En cuanto perdemos altura por el sendero, diferente al de subida, pero también muy entretenido y técnico, la sensación térmica se hace más agradable y llevadera, y en unos 25 minutos estamos llegando a las primeras casas del pueblo.

Si antes no había nadie prácticamente, ahora, cerca de las 12 de la noche, parece un pueblo fantasma. Sólo el ruido de nuestros rápidos pasos delatan nuestra presencia mientras bajamos a buen ritmo las calles, de nuevo, al punto de partida.

17 kms en total de agradable entreno y enormes vistas nocturnas que nos llevamos en la retina.
Vamos a ver si podemos instaurar estos entrenos entre semana para así meter un poco más de kms de los habituales diarios.

sábado, 23 de noviembre de 2013

RETORNO PEDRICERO

Desde antes del verano no había vuelto a entrenar por la Pedriza, y ya tocaba, con el frío, volver a recorrer sus senderos.
Así que esta mañana hemos subido, tempranito como es costumbre, Raul y yo, para empezar el entreno desde el parking de Machacaderas.


Temperatura de -1,5 ºC a las 8:00 a.m. y un ligero airecillo que bajaba la sensación térmica, pero con 3 capas y guantes se combatía sin problemas.
Hemos enfilado hacia el collado del Cabrón para, una vez arriba, tomar el sendero hacia los Cuatro Caminos. Sobre los 1.400 m de altura hemos comenzado a pisar algo de nieve, en una fina capa que cubría el suelo en algunos puntos.

Desde los Cuatro Caminos hemos bajado hacia Cantocochino, desviándonos antes de nuevo hacia el collado del Cabrón otra vez, pero en esta ocasión subiendo por la otra vertiente y bajando por donde antes hemos subido, prolongando el recorrido hasta Cantocochino, y retornando al punto de salida.

Completamos 12 kms disfrutando del recorrido, del paisaje que hoy lucía espléndido con la atmósfera limpia y decorado con la blanca Cuerda Larga al fondo.



miércoles, 13 de noviembre de 2013

A LA LUZ DE LA LUNA

Aprovechando la casi luna llena que tenemos ahora, esta noche he hecho un entreno por la Dehesa, disfrutando de la tranquilidad nocturna del entorno, y con la fiel compañía de Neox.
Es una delicia recorrer los senderos y pistas con la luz del frontal o la blanquecina luz de nuestro satélite, que llena la oscuridad con esa luz fantasmal.
En total ha salido un rodaje de 12 kms, saboreando la oscuridad, con nocturnidad y alevosía, jeje. 
El próximo objetivo de competición será la Carrera de la Marmota el 1 de Diciembre, en Colmenar Viejo, y al igual que en las dos primeras ediciones, me lo voy a tomar como un entreno largo, reservando fuerzas en la primera mitad, y apurando un poco en los últimos 10 kms, que son prácticamente de subida.


domingo, 10 de noviembre de 2013

POR EL CALVARIO

Esta mañana teníamos previsión de hacer una ruta rodeando 7 Picos, pero al llegar al puerto de Navacerrada la mala climatología, con niebla muy cerrada, apenas se veía a 20 metros, fuerte viento y sensación térmica de bajo cero, nos ha cambiar planes, ya que en el recorrido previsto íbamos a estar totalmente rodeados por la niebla y tampoco llevábamos ropa de abrigo, pues no preveíamos la meteo que encontramos.

Así que decidimos bajar a cotas más benignas, para buscar el resguardo, y encaminamos la ruta al embalse de Navalmedio.

Al llegar, la diferencia térmica era sustancial, en ausencia de viento y con agradable temperatura.
Subimos por el camino que nos lleva hasta las inmediaciones del puerto de Navacerrada, protegidos por el bosque y disfrutando del otoño por este bonito sendero.

Después hemos bajado por la pista del Calvario hasta el Ventorrillo, para luego tomar el técnico sendero que vuelve a llevarnos al punto de partida.
Sólo 11 kms, pero el objetivo era disfrutar y trotar en compañía de Heckler y Naule, y tomar un suculento desayuno con las vistas del valle a nuestros pies.

lunes, 4 de noviembre de 2013

PONTE EL FRONTAL Y A CORRER

Es lo que toca en esta época, que ya anochece muy pronto, y la luz solar cae rápidamente. No me gusta entrenar por asfalto, y menos por donde hay que ir cruzando calles cada dos por tres; por contra, prefiero la soledad del monte matizado con la tibieza de las luces urbanas cercanas, y abriendo el camino con la luz del frontal. 

Hoy han sido 10 kms por el monte de la dehesa boyal, que es lo que más cerca me pilla de casa, y me permite entrenar fuera de asfalto en un entorno natural repleto de encinas y pinos. 
Neox se desenvuelve de maravilla en la oscuridad, pero le voy a tener que poner un collar con luz, para verlo, pues le gusta perderse entre los matorrales siguiendo algún rastro. Que a gusto se corre con el, es un gran compañero.

domingo, 3 de noviembre de 2013

ENTRENO OTOÑAL

Esta mañana ha amanecido con un clima típico del otoño, niebla, temperatura fresca y humedad; es de los días que más me gusta entrenar por el bosque.
Así que acompañado por Neox, nos hemos dado una vuelta de 11 kms por la Dehesa Boyal de Majadahonda, aprovechando la climatología y disfrutando del recorrido, que es un continuo sube y baja, ya que la dehesa se localiza en un cerro, que hace que el entreno sea muy completo.

Ya tengo objetivo para dentro de un mes, la carrera de La Marmota en su tercera edición. He participado las dos ediciones anteriores, y bueno, lo voy a volver a hacer en esta tercera, ya que además, todo el dinero de la inscripción va destinado a la investigación del cáncer infantil.
La carrera en sí transcurre toda por pista, por lo que la gente sale rapidísimo, además con el perfil favorable en los primeros kilómetros. Como nota anecdótica hay que atravesar un río en 4 o 5 ocasiones, lo que para la gente que no hace carreras de montaña, se le hace raro mojarse los pies, y buscan cruzar por unos bloques colocados al efecto, pero que generan atasco entre los que quieren atravesar por ellos.
Bueno, pues habrá que entrenar un poco la velocidad, para no quedarme muy atrás, que en esta carrera la gente vuela.

domingo, 20 de octubre de 2013

PEDREZUELA TRAIL RACE

Este sábado he vuelto a ponerme el dorsal después de la participación del UTMB, en esta nueva prueba, que ademas es puntuable para el Campeonato de Madrid de carreras por montaña; con lo que estaba todo el elenco de figuras. La distancia es de 30 kms de recorrido y 1200 m. D+, subiendo al Cerro San Pedro (1.425 m).

Buena temperatura para correr y ausencia de lluvia, lo que ayudó a disfrutar de una mañana corre montañera.
Unos 200 corredores tomamos la salida, que fue rapidísima; la gente volaba, ayudados también por el perfil descendente de los primeros 2-3 kms. Yo fui manteniendo un ritmo alegre pero sin pasarme, junto a Javichín y Javi Ck, pero éste puso más velocidad al principio. Debido a la dureza del recorrido con subidas y bajadas pronunciadas, sobre el km 5 la carrera empezó a poner a cada uno en su sitio, y muchos de los que empezaron fuerte, estaban ya pagando consecuencias. Hubo varios picotazos de avispas en un estrecho sendero que minó un poco las fuerzas de los afectados; yo tuve suerte y en esta ocasión me libré de ellas.

La primera parte hasta el inicio de la subida al Cerro, es muy entretenida con fuertes subidas y bajadas, bonitos senderos para correr, y la dura subida a la máxima cota que estaba cubierta por la niebla, hace que lleguemos los corredores muy desperdigados. Como había ido algo reservón, hice rapido la bajada del San Pedro, y empecé a poner buen ritmo, adelantando a varios corredores. 


                   Imagen de la cima del Cerro San Pedro, en un entreno en el 2012

La vuelta es más suave, por pista mayoritariamente y sólo a unos 600 m. de meta, una empinada y técnica bajada para atravesar el río y luego la subida dura que ya nos pone en el arco de llegada.
Entré en meta en 3:21, puesto 59 de la general y 6º de veteranos B, y contento sobretodo con las sensaciones, ya que en nunca fui al límite y me encontré con fuerzas durante todo el recorrido.
de momento no tengo ya ninguna carrera a la vista, así que nos dedicaremos a entrenar y disfrutar de la montaña.

jueves, 17 de octubre de 2013

ENTRENANDO CON EL FRONTAL

El otoño se va imponiendo y no precisamente por temperaturas frescas, pues esta tarde-noche parecía verano; sino porque la luz solar va durando menos, y cada vez anochece más pronto; y en cuanto retrasemos una hora, que será en breve, la noche se hará patente mucho antes.
Así que para seguir entrenando por monte, y no tener que ir por asfalto, hay que tirar de frontal y disfrutar de la soledad y tranquilidad del campo oscuro.



Acompañado por mi perro Neox, nos hemos hecho una ruta por la Dehesa Boyal de Majadahonda, aprovechando el desnivel del monte, para meter potencia y preparar un poco la carrera que tengo el sábado: La Pedrezuela Trail Race, de 28 kms; originales eran 36 kms, pero la organización decidió recortar en 8 kms el trazado.

Va a ser la primera carrera tras el UTMB, y mi intención es ir tranquilo, ya que no me apetece exprimirme y sufrir, que ahora estoy en fase de recuperación tras el Mont Blanc.
Pero bueno, ya veremos, que cuando uno se pone el dorsal se olvida de todo.


domingo, 13 de octubre de 2013

COMENZANDO DE NUEVO

Después del parón de recuperación tras el UTMB, y de comenzar a trotar poco a poco entre finales de Septiembre y principios de Octubre, hoy tocaba ya volver a la montaña, que se echaba de menos.
Las lesiones y contratiempos han hecho mella en el grupo de entreno y espero que poco a poco se vayan recuperando todos, que se les echa de menos.



Esta mañana hemos empezado en las Dehesas de Cercedilla para coger la senda Puricelli y llegar al puerto de la Fuenfria. No entiendo como en pleno parque natural autorizan a colocar puestos de caza y en un lugar donde sólo hay silencio y naturaleza, permiten que se destruya esto. 
Después del disgusto y del estruendo de los disparos, continuamos por la carretera de la República pasando la pradera de Navarrulaque y como 2 kms después llegamos al desvío donde tomamos un sendero que tras un continuo zigzag nos lleva de nuevo a las inmediaciones de las Dehesas.
Una ruta circular de 13 kms con 800 D+ y muy entretenida con buenas vistas, buena temperatura, mejor compañía y mucha charleta para amenizar el entreno.
Desde aquí mandamos ánimos a todos los compañeros, que por una u otra causa están ahora mismo en el dique seco recuperándose de diferentes lesiones, y en especial a Juan, a ver si dan con la causa de sus problemas.


La semana que viene, el sábado 19, volvemos de nuevo a ponernos el dorsal en la Predrezuela Trail Race, de 28 kms, tras el recorte de 8 kms por parte de la organización. Será una vuelta a la competición tranquila ya que me apunté a la carrera por tener un objetivo y así forzar un poco a regularizar entrenos; pues después del UTMB está el cuerpo un poco vago.
Hasta la próxima !!!!

miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL UTMB 2013

LLegó el momento más esperado del año y para allá nos fuimos 9 compañeros del Comando Guadarrama, con Chamonix como destino final.
El trabajo de todo el año, muchos entrenos, horas de sueño, de esfuerzo, de frío y calor, de risas y lamentos, lesiones y molestias, tienen su punto y final en este UTMB. Ya no hay margen de recuperación, o de mas entreno, ha llegado el día clave.
Tras 3 días de turismo por el valle visitando la Aiguille du Midi, el Tour panorámico hasta la punta Helbroner y el Mer du Glace, llegó el jueves, el día de recoger el dorsal, control de material, etc. Ni que decir tiene que Chamonix tenía un ambientazo impresionante.
Tras los trámites reglamentarios, todos estábamos listos para la salida el viernes a las 16:30, y con buen pronóstico de tiempo.
Nos colocamos bien, cerca del arco de salida, mientras la emoción recorría el cuerpo con el speaker, la música, y por fin la melodía de salida de Vangelis en un estallido de nervios, alegría y lágrimas.
Mucho calor en las primeras horas de carrera, atravesando Les Houches y St. Gervais, y un ritmo algo alto hicieron que se me empezaran a acalambrar los gemelos y los abductores. Desde el principio fuimos juntos Raul Menéndez y yo, y lo que deseaba era que llegara la noche para que bajara la temperatura. Afortunadamente llegando a Les Contamines ya había solventado ese problema, pero empezaba otro, desarreglo digestivo, que fue a peor según avanzaba en carrera. 
Los avituallamientos se volvieron un calvario, no podía apenas comer y beber, lo vomitaba, o me provocaba diarrea. Haciendo acopio de fuerzas fuimos solventando etapas, pasando los diferentes puestos de control y tiempos de corte con mucho margen. Uno tras otro superábamos los enormes desniveles Col du Bonhome, Col de la Seigne, Arete de Monfavre, y las vertiginosas e interminables bajadas, que nos llevaron a Courmuayer, base  de vida donde cambiarnos de ropa y descansar unos momentos.
Continuamos marcha para alcanzar los refugios Bertone y después el Bonati, antes de afrontar el Gran Col Ferret, desde el cual tuvimos unas vistas espectaculares del macizo de la parte italiana.
En varias ocasiones se me pasó por la cabeza la idea de abandonar, pues las nauseas eran agotadoras, pero me repetía a mi mismo que se pasaban en unos momentos, y la verdad es que cuando empezábamos a trotar mejoraba bastante, pero era llegar a un avituallamiento y me venía de nuevo.
Raul me animaba constantemente diciendo que seguro que llegábamos, pero yo no lo veía tan claro, al menos en mi persona, él iba sobrado.
Pasamos al lado suizo para llegar a Champex y luego subir a Bovine donde echamos mano de los frontales de nuevo para llegar a Trient, y afrontar una de las subidas que se me hizo muy larga hace 2 años, Catogne. También se me atrangató bastante en esta ocasión, pero una vez alcanzada, la bajada a Vallorcine suponía llegar muy cerca de meta, km 150. 
Solo 16 kms para llegar, pero había una sorpresa la Tete aux Vents, 1000m D+ en apenas 5 kms se hacen muy cuesta arriba a estas alturas de carrera. Lo superamos y después se hizo muy largo llegar a la Flegere, pues era terreno muy técnico con bloques de piedra y sube y baja continuo.
Por fin La Flegere, ya solo nos separan 8 kms a meta, y todos de descenso. Vamos viendo Chamonix a nuestra izquierda, abajo en el valle, y bajamos y bajamos y parece que nunca llega, siempre se ven sus luces debajo de nosotros. 
Una curva más y al fondo, recortado en la oscuridad se vislumbra como la entrada a una calle; es una imagen que se me ha quedado grabada, esa luz anaranjada y tenue iluminando suavemente las paredes de las primeras casas.
Es una conmoción especial, piensas a la vez: se acabó, por fin, en nada estamos en meta; pero a la vez me invade un sentimiento fugaz de pena, de que esta maravillosa aventura toque a su fin.
Recorriendo las vacias calles de Chamonix, con los pocos aplausos y ánimos de la escasa gente que a esas horas, 5:30 a.m. andan por las calles, recorremos los 2 kms que nos llevan a la gloria. Unos 300 m antes de la llegada nos están esperando nuestras mujeres para recorrer los últimos metros y entrar juntos por ese pedazo de arco de meta.























Se terminó, un sentido abrazo con Raul, las fotos, el chaleco, la alegría, los besos, los amigos, una sensación inolvidable, que tardó 37 horas y 14 minutos en tocar a su fin.

Muy contento con el tiempo conseguido, que nos llevó al puesto 511 de la general y 46 de mi categoría.

Esta carrera es otra historia, otro mundo y no se si volveré, pero las dos veces que he estado, me ha dejado prendado.