domingo, 25 de marzo de 2012

EL CERRO DE SAN PEDRO 24-3-2012

El sábado pasado fuimos a una nueva ruta que llevaba tiempo con ganas de hacer, la subida al Cerro de San Pedro en Colmenar Viejo.
Hace un par de años, en una quedada del Tierra Trágame, me tuve que dar la vuelta porque se me hacía tarde, y me quedé con las ganas de subir a la cima. Así que como andaba algo tocado del tendón de aquiles, propuse a mis compañeros hacer un entreno no muy duro, por si la lesión me permitía correr, y que mejor que subir a esta montaña, para matar dos pájaros de un tiro.

En una atalaya con el Cerro al fondo

Nos juntamos con la fresca Paco, Raul y yo a las 7:30 de la mañana en las afueras de Colmenar Viejo, en el inicio de la carretera a Guadalix de la Sierra. Amanecer fresco y despejado para recorrer las praderas y sendas que nos van aproximando poco a poco a la falda del cerro.
De esta manera y saltando alguna que otra valla de piedra, llegamos a la base de la montaña, donde cogemos una pista que va bordeando en un continuo sube y baja, hasta que llegamos a una posición que vemos un cresterio que va subiendo hasta la cima.


Abandonamos la pista y comenzamos a subir por una tenue senda progresivamente que nos lleva en primer lugar al Cerro Aquilino, posteriormente al Alto el Madrileño y a continuación la cima de Cerro de San Pedro. Es una subida dura con fuertes repechos pero cómoda y con buenas vistas del entorno.
 Iniciando la subida


 Dos tramos durante la subida

Hasta la cima hemos completado 10,6 kms. Firmamos en el libro de visitas que se encuentra en la misma y tras contemplar el paisaje y las fotillos de rigor, iniciamos el descenso por el otro lado, por un marcado sendero, que es el que la gente utiliza normalmente para subir.
Cima del Cerro San Pedro

Inicio del descenso

Es un sendero muy divertido para bajar rápido, algo técnico pues tienes bastantes piedras sueltas, y que tras poco más de dos kilometros nos situa de nuevo en la base del cerro.
Retornamos hacia el punto de partida por el mismo trayecto más o menos, finalizando con 20,1 kms. Paco y Raul lo estiraron un poco más, hasta los 24 creo; pero yo me daba por satisfecho, pues el aquiles molestaba pero no llegó a doler mucho, y prefería no forzar más. 

Una de las vistas con la Cuerda Larga al fondo


No hay comentarios: