lunes, 10 de octubre de 2011

RETORNO AL GUADARRAMA

Después de la temporada de carreras en verano y de las vacaciones, tocaba ya volver a los "Entrenos por el Guadarrama", y compartir kilómetros con los compañeros, que a algunos con los que no he coincidido en las distintas competiciones, llevaba prácticamente 3 meses sin verlos.
Con este buen tiempo que nos acompaña en otoño, una prolongación del verano; quedamos el sábado pasado unos cuantos del Comando Guadarrama: Jose María, Euse , Juan Angel, Fernando (nano75), Fernando (digufer), y yo mismo.
Subíamos en el coche a eso de las 7:45 a.m. hacia el puerto de Navacerrada y ya veíamos un denso manto de nubes situado justo encima de Siete Picos-Pto. Navacerrada-Bola, que se extendía ladera abajo y que nos envolvió a eso de 2 kms del puerto. 
Cuando llegamos el termómetro marca 3º y un helador viento nos recibe al bajar del coche, dejando la sensación térmica por debajo de 0º. Que contraste cuando el día anterior en Madrid se estaban rondando los 30º al sol.
Tenemos que tirar de todas las capas de abrigo que llevamos, buff y guantes, pues si ya en el puerto hace un frío de la leche, arriba en la línea de cumbres tiene que ser bastante peor.
Una vez listos y preparados iniciamos el entreno subiendo a la Bola del Mundo por donde el MAM, que afortunadamente íbamos un poco a resguardo del viento. nano75 empieza con un ritmo vivo y yo me encuentro bien y le sigo. Hacemos una subida tramos al trote y tramos andando para llegar bastante rápido a la caseta del remonte. Luego la pista de cemento hasta prácticamente las antenas, nos expone al viento, y en esta cota la humedad de la niebla junto con el gélido aire hace que la humedad depositada en la hierba y ramas se congele, así como en nuestros guantes y cejas. La niebla era tan espesa que las antenas de Bola, prácticamente ni las vimos.
Cuando llegamos al inicio para bajar la Loma del Noruego, de repente, la niebla se disipa y aparece ante nosotros un espectacular paisaje del Guadarrama, con una luz y una nitidez especial, visión que duró solo un par de minutos, pues la masa de nubes subió rápidamente de Cotos y la niebla volvió a tragarnos. Tanto es así que en la bajada a Cotos por el Noruego, nano75 y yo íbamos ligeramente adelantados, y el resto se despistaron debido a la falta de visibilidad, pero tras unas voces volvimos a reunirnos.
En Cotos nos despedimos de digufer, ya que el se vuelve. Nosotros cogemos la pista que baja en dirección a la Granja, hasta que se llega a la carretera que viene del puerto de Navacerrada. Descendemos por la misma unos 500 m. y la cruzamos para coger una carretera durante unos 3 kms, con fuertes rampas, hasta enlazar con el GR10, y continuar por él para subir el Arrastradero, que no deja a nadie indiferente.
Llegamos a la fuente de la Fuenfría y aquí el frío y el viento vuelven a hacer acto de presencia, así que una vez todos juntos de nuevo, salimos rápido por la senda de los Cospes para enlazar con el Schmid. Jose María pone un ritmo muy vivo, tanto que al principio me cuesta seguirle; luego voy cogiendo más ritmo y consigo mantenerlo con buenas sensaciones, afrontando las subidas al trote, que se hacen un poco duras . 
Llegamos a Los Cogorros y después de nuevo al puerto de Navacerrada, completando 25 kms en 3:20, con paradas incluídas, y con muy buen sabor de boca por las sensaciones que he tenido, y por la compañía de mis amigos que hacen que cada entreno sea una delicia.