lunes, 4 de abril de 2011

CROSS ALPINO DE CEBREROS

Este fin de semana ha tenido lugar una nueva edición de esta tradicional carrera por montaña, reuniendo como viene siendo habitual, a la casi totalidad de los corredores montañeros de la zona centro.
Que gran ambiente se respira en los prolegómenos, saludando a todos los conocidos y algún desconocido que rápidamente deja de serlo. Nos juntamos un buen número de los que habitualmente hacemos los "Entrenos por el Guadarrama", y también un número elevado de compañeros del club Tierra Trágame.
Las previsiones durante la semana no eran muy alagüeñas en lo que a la predicción meteorógica se refiere, dando lluvias para el domingo. Pero afortunadamente, y aunque el día se levantó muy gris, la temperatura fue estupenda y aguantó sin llover toda la carrera.
Una de las cosas que se notan en el ambiente precarrera es la calma que se respira; cuando la organización dice que vamos a salir, tranquilamente nos situamos en una línea imaginaria, sin prisas, dan unas pequeñas recomendaciones, y salimos todos juntos, de forma neutralizada por la policia municipal, los 500m que nos llevan a las afueras del pueblo. Allí reagrupamiento y ya sí, todos a correr. El primer kilómetro y pico es de subida y no precisamente suave, con lo que más de uno aquí hace un esfuerzo que luego le pasa factura. Se abandona la pista y comenzamos a alternar tramos de sendero, siendo todo el recorrido muy divertido y bonito.
Hay continuas subidas y bajadas y falsos llanos que obligan en los primeros kilómetros a saber reservar fuerzas para la segunda parte del recorrido. La primera subida y más importante se inicia sobre el km 10 por un bonito sendero entre pinos y encinas, que nos lleva a la máxima cota de la carrera (1.208 m de altura). Aquí hay un tramo de llaneo por pista donde se corre rápido durante unos 3 kms, para luego atravesar una empapada pradera y alcanzar un avituallamiento de sólido, en el que estaban preparando pinchos morunos, morcilla, choricitos, panceta, vamos toda una tentación de quedarse un rato a saborear esos manjares. Pero como estamos donde estamos, un trozo de membrillo, un cacho de plátano, líquidos y a seguir. Bajada larga, técnica, con piedras sueltas que va zigzageando la empinada ladera del barranco y que nos va bajando al curso del rio, para después volver a subir poco a poco a la siguiente dificultad importante del recorrido, el cerro Castrejón, que afortunadamente no es muy largo, pero si vas justo de fuerzas, esta subida se puede hacer muy larga, Además hay que progresar entre grandes bloques de piedra en su parte final, para luego alcanzar un último repecho entre bosque que ya representa el final de la subida, y que a partir de aquí se inicia una larga bajada de 4 kms por un sendero repleto de cantos, piedras y bloques, que obliga a utilizar una buena técnica de bajada para poder correr rápido y quitar segundos al crono.

Luego la entrada al pueblo, 500m de calles y entrada triunfal en meta, en 2h 07min 10sg, puesto 77 de la general y 7º de categoria "Veteranos B".

He conseguido bajar el tiempo de mi anterior marca en 3 min 20 sg, con lo que estoy muy contento, porque además me vi muy bien de fuerzas lo que permitió llegar a meta a tope. La organización tuvo un bonito detalle, nombrando y dando un diploma a los 10 primeros de cada categoría, y después de rehidratarnos y dar buena cuenta del avituallamiento en meta, regresamos a Madrid, con muy buen sabor de boca.

Los datos del Garmin por si quereis hechar un vistazo.