lunes, 21 de febrero de 2011

FIN DE SEMANA COMPLETO

El sábado y el domingo han estado marcados por los entrenos en la nieve, lo que ha dado un matiz especial, a la vez que una dureza mayor, que espero venga bien.
Comenzábamos el sábado en la entrada de la Pedriza, juntándonos 34 en la kedada de mi club, el Tierra Trágame, y a pesar de la lluvia, la afluencia fue muy grande. De nuevo conocí a compañeros nuevos, y es que este año se ha apuntado mucha gente, lo cual es muy bueno.
El recorrido empezó en la entrada del parque, cogimos la senda de Quebrantaherraduras hasta llegar al collado del mismo nombre. Ahí continuamos por el sendero que sube hasta la cuerda de los Porrones, comenzando a aparecer gran cantidad de nieve.
Divertida y dura la subida por lo inestable del piso y lo empinada de la misma, pero siguiendo a Mina, (gracias compi por poner el ritmo) conseguí hacer todo el recorrido sin andar. Un poco antes de llegar a la cuerda, iniciamos el descenso hacia Cantocochino. La nieve estaba virgen por lo que el descenso fue una pasada entre el bosque de pinos, hundiéndonos a veces por encima de la rodilla. De Cantocochino volvemos a coger la senda de Quebrantaherraduras para subir por este lado al collado de Quebrantaherraduras y bajar de nuevo a la entrada de la Pedriza.
No paró de llover en ningún momento, y al final incluso arreció la lluvia, pero eso no fue impedimento para que disfrutáramos de un buen entreno, para completar 16 kms de recorrido. Terminé con muy buenas sensaciones y con fuerzas, lo que me dejó un buen sabor de boca.
El domingo tenía una kedada con los compañeros guadarrameños, que estaba pendiente mi asistencia, según acabara el sábado. Como terminé bien, a las 8 estaba en el puerto de los Leones para la próxima cita.
La temperatura era fría y hacía aire que daba una sensación térmica menor.

Bajamos a una pista que se inicia como 1,5 kms en la carretera bajando a San Rafael. Hay niebla y el frio se hace patente, pero parece que no va a ser gran cosa. La pista tiene gran acumulación de nieve en la mayoría del recorrido, haciendo que correr sea más cansado, pues hay zonas con hielo, otras con bastante espesor de nieve, otras con nieve blanda, que hace que la pisada haya que rectificarla casi de continuo.

El paisaje es espectacular todo rodeado de pinos, niebla y nieve, lo que crea un ambiente que sobrecoge, una pasada vamos.

Todo el trayecto fue por pista completando un circuito circular que en total suma 20 kms y que se me hizo un poco largo, debido al cansancio acumulado del día anterior, pero tuve fuerzas para terminar a buen ritmo y no llegar con malas sensaciones, aunque eso sí, terminé como se suele decir, casi vacio, también porque no tomé ningun alimento en las 2h 10 que estuvimos corriendo. Un divertido entreno con los compañeros, en una zona nueva que nos llevó ludevu, y que habrá que volver para completar otro circuito de 29 kms que el conoce.

4 comentarios:

Dani dijo...

Espectaculares fotos. Panzada de kilómetros el fin de semana!

sega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mayayo dijo...

Tremendas fotos del reportero chustero, una vez más :-)
Y te veo ya de vuelta casi a ritmo crucero, no? Alegria!
Algo de envidia me da no haber andado esta vez por la quedada del club, pero tocaba preparar la suecada. Dentro de nada, otra vez a triscar por el monte todos :-)

Chusta dijo...

Sí Dani, la verdad es que la nieve le da un carácter especial a la montaña, y los entrenos son "distintos".

Sergio, se te hechó de menos en la kedada; lo pasamos bien. Animo con esos entrenos y a por los suecos.


Abrazos