domingo, 3 de enero de 2010

LA CABRERA

Esta mañana nos hemos acercado Eusebio y yo a relaizar un recorrido por La Cabrera. Hemos iniciado el recorrido en la rotonda de salida al Berrueco, dejando la Sierra de la Cabrera a nuestra izquierda, y conectando por pista de tierra a la Sierra del Espaldar, que es la parte de atrás de la de la Cabrera. Las nubes muy bajas impedían ver más allá de media ladera, por lo que desistimos de subir al Pico de La Miel. La temperatura era buena para correr, 2º más o menos, y no ha llovido. Tan solo se notaban finas gotitas de la humedad de la niebla. Recorriendo en toda su longitud la sierra del Espaldar llegamos a la subida al puerto del Medio Celemín. Es una dura subida por pista de unos 2 km, y que nos sitúa encima del pueblo de Valdemanco.
Aquí, al ganar altura, la niebla nos envuelve y con algún pequeño despiste, conseguimos encontrar el camino que va rodeando la ladera del Cancho Gordo y engancha con el GR10, que tras atravesar Valdemanco nos lleva de nuevo hasta La Cabrera, esta vez, por la parte de delante. Este tramo está muy castigado por las motos de trail, pues han hecho profundos surcos de hasta 1m de profundidad, originando una enorme erosión en numerosos puntos. ESTO DEBERIA ESTAR PROHIBIDO, ya que se están cargando el sendero, aparte de degradar el suelo vegetal.
En estas dos fotos se puede ver el profundo surco que han originado con los derrapes y frenazos, y en la foto de debajo, la enorme erosión resultante de la práctica motera. Esto es parte del GR10, y no deberia permitirse.
Después del enfado de ver como está el sendero, proseguimos y alcanzamos el convento de San Antonio y atravesando La Cabrera llegamos de nuevo al punto de partida.
2 horas 23 minutos nos ha llevado el recorrido para un total de unos 16 km, más o menos.