domingo, 21 de noviembre de 2010

COMIENZAN LOS ENTRENOS INVERNALES

Ayer sábado habíamos quedado para entrenar, franciscoll, heckleriano y yo, a las 8 de la mañana, en las Dehesas de Cercedilla, en el aparcamiento de Casa Cirilo. Cuando me despierto veo que está lloviendo con intensidad y además hace viento; vaya entreno vamos a tener, pienso, si ya el fin de semana pasado fue bajo la lluvia, este iba a ser peor. Durante el trayecto vislumbro la sierra con negras masas nubosas azotando toda la cuerda sin parar de llover. Llego al punto de la cita y nada más bajar del coche para saludar a los compañeros, comienza a nevar con fuertes rachas de viento. Nos ponemos los anoraks y comenzamos el entreno, encaminándonos hacia la calzada romana. franciscoll va en pantalón corto de atletismo, da grima verle con el frío que hace, pero el dice que tiene que curtirse las piernas, vaya tela.
En un momento arrecia la lluvia/nieve y tenemos que ponernos las capuchas para aguantar el temporal, mientras continuamos subiendo. Donde la calzada romana es cortada por la carretera de la República, abandonamos aquella y continuamos por la nevada carretera para hacer el recorrido más largo y más corrible. Según ganamos altura y vamos adentrándonos en la ladera sur del Guadarrama, el tiempo comienza a cambiar, deja de nevar y se calma el aire, permitiéndonos disfrutar de un paisaje impresionante y de una tranquilidad absoluta, mientras vamos abriendo huella en la nieve.
A lo lejos, el mirador de la Reina
Paramos en el mirador Vicente Aleixandre y contemplamos las magníficas vistas de todo el valle, con las nubes justo encima de nosostros. Proseguimos y vamos viendo ya a lo lejos el mirador de la Reina, para llegar después al puerto de la Fuenfría. El GPS marca 9,5 kms, así que decidimos continuar por la pista de la vertiente norte hasta los 10,5 kms, para completar con el recorrido de vuelta un entreno de medio maratón.
Por la carretera de la República
En el mirador de la Reina
El recorrido de vuelta fue mucho más cómodo ya que prácticamente en su totalidad es bajada, pero aún así, como no fuimos precisamente despacio, había que hacer un esfuerzo para mantener el ritmo.
Para rematar la estupenda mañana nos fuímos a Carcedilla a tomar un sabroso café con un buen bollo, para recuperar las fuerzas y comentar el entreno realizado, del que acabamos gratamente sorprendidos, pues pensábamos que íbamos a tener mucho peor tiempo y resultó ser todo lo contrario.
Puerto de la Fuenfría

4 comentarios:

mayayo dijo...

No, si el entreno está muy bien. Pero ¿donde os dejasteis los skis?

Eso si, los kilómetros disfrutados pisando nieve, un lujo.

PD Y muy bonita, esa foto montextremeña en cabecera :-)

Paco dijo...

Pedazo de día que pasamos.

ZAPATOVELOZ dijo...

Parece que últimamente vamos por los mismos lugares ,solo que en distintos dias.
El dia que yo subí por ahí habia menos nieve.No se ni como va a estar para la carrera de Navidad.A ver si me respetan las fiebres y no tengo que trabajar ese dia para poder ir.
Un abrazo

Chusta dijo...

Sergio, estaba la nieve perfecta para correr y no hundirte, el espesor justo, una gozada.

Paco, sí que fue un gran día, sí, además que no nos lo esparábamos.

Carlos no te pongas malo para Cercedilla, cuídate y a ver si te veo allí.

Un saludo a todos.