domingo, 2 de mayo de 2010

ZONAS DEL GRAN TRAIL DEL PEÑALARA

Esta mañana hemos recorrido una nueva zona de entreno, para ir viendo diferentes tramos del ultratrail que vamos a realizar en Julio, el Gran Trail del Peñalara de 110 km (GTP).
Bien prontito, a las 5:45 ha sonado el despertador, y a las 6:15 recogía a mi amigo Jose María. A las 7:00 llegamos al punto de encuentro con Luis y Raul.

Fresquito de madrugada a los pies de la montaña, 8º, pero en cuanto comenzamos a correr ni se notaban. A poco de comenzar tocaba atravesar el arroyo del Mediano, y decidimos descalzarnos para no empaparnos de inicio. Bueno, lo decidimos después de que Raul metiera los dos pies al intentar cruzarlo entre las piedras. ¡La leche!, que dolor de tobillos por el frío del agua.

Retomamos la marcha, discurriendo por un sendero entre rocas y hierba, para desembocar al poco en una cómoda pista, que poco a poco va cogiendo inclinación y sube progresivamente entre un frondoso bosque de pinos.
En un determinado punto abandonamos la pista y cogemos un empinado sendero que progresivamente nos va acercando al Puerto de la Morcuera, tras afrontar una dura rampa de subida.
Una vez en el puerto decidimos subir a la Cuerda Larga para bajar por la Hoya de San Blas y de esta manera no volver por el mismo sitio. Iniciamos la subida por la ladera de la Najarra y en diagonal nos dirigimos subiendo progresivamente en dirección Asómate de Hoyos. Unas veces por el tenue sendero y otras monte a través, llegamos a la Cuerda Larga. Un grupo de cabras montesas comían tranquilamente las hierbas a nuestro lado, guardando esos 5 -6 metros que te conceden de confianza. Comenzamos el descenso por la vertical pendiente de la Hoya de San Blas, con un terreno muy, muy técnico de bloques sueltos, arena y piedras que obligan a ir con precaución y controlando la velocidad y el agarre. Después de unos 500m llegamos a una pista reabierta recientemente, que tras unas cuantas zetas nos baja hasta otra pista más ancha que va recorriendo el fondo de la Hoya de San Blas, paralelamente al arroyo del Mediano. Estos últimos kilómetros los hicimos a muy buen ritmo, y antes de terminar nos tocó de nuevo vadear el arroyo, pero esta vez, ya lo hicimos del tirón, pues entre el cansancio y la hora, que se nos había echado un poco encima, no teníamos ganas de entretenernos, y por otro lado, ahora se agradecía el agua fría en los machacados pies. Un entreno muy completo que ha tenido un recorrido total de 26,5 kms variados, en un tiempo de 4 h 10 min. incluyendo las paradas.

2 comentarios:

Sergio suárez dijo...

Chusta pedazo de entreno, tu si que sabes elegir donde rodar tus largos, en asfalto te debes salir por que si en montaña te pegas esas palizas, con los desniveles y los cambios de terreno, en asfalto será como correr sobre mantequilla.
Un abrazo amigo. Por cierto preciosas fotos.

mayayo dijo...

Otro buen paseo, Jesus. Y mañanero, como manda la tradición :-)

Yo tambien aproveché para dar una vuelta por zonas del trail, aunque me quede otra vez por donde Maliciosa.
Dos meses quedan...