lunes, 8 de junio de 2009

CROSS DE LOS TRES REFUGIOS 7/06/09

Este domingo se ha disputado la XIX edición de esta dura carrera. Con un tiempo inestable, como viene siendo habitual, nos hemos juntado unos 270 corredores en La Pedriza, para tomar la salida de la carrera. Un montón de amigos y compañeros de entreno, que siempre es un placer saludar, y mucha gente del Tierra Trágame.
Esperando la salida
Foto by Tifon
Después de unas pequeñas aclaraciones de la organización, salimos zumbando hacia la primera subida importante: el Collado del Cabrón, dura pero afortunadamente, corta. Después la rápida bajada para alcanzar las inmediaciones de la Charca Verde y adentrarnos por el valle del Manzanares, subiendo progresivamente por estrechos senderos, donde los piornos, retamas y demás arbustos apenas dejan una delgada línea donde ir colando las piernas.
Inicio de carrera
foto by Tifon
Hacia el Puente de los Manchegos
Foto Organización
Así llegamos al Puente de los Manchegos, donde cambia la vegetación radicalmente, y entramos en el territorio de las praderas de altura, hasta que alcanzamos la parte más vertical: el Ventisquero de la Condesa, que además conservaba una pala de nieve, que había que atravesarla en unos 30 metros. Por fín la llegada a La Bola del Mundo, donde el tiempo cambia radicalmente, pasamos del abrigo de la cara sur, al frío y la niebla de la cara norte. Afortunadamente, una vez pasada la caseta del remonte, la climatología era más llevadera, así pues nos lanzamos por la vertiginosa ladera de Bola.
Subiendo a la Bola del Mundo
(foto by Ppong)
Aquí empecé a encontrarme mal, dolor de rodilla y cuadriceps. Pasamos Navacerrada y llegamos al Camino Smith, el dolor de la rodilla va a más y voy perdiendo velocidad pues no me deja correr. A continuación ya tengo que alternar ratos andando y trotando para poder alcanzar el Collado Ventoso. Nuevo avituallamiento, y a por los 7 Picos. La nueva ruta de la organización lo hace mucho más duro, llevándonos a una subida empinadísima y en la que había que hacer uso de manos y pies para trepar algunos bloques de rocas. Afortunadamente en subida la rodilla apenas molestaba, pero al alcanzar la horizontal de la cuerda de 7 Picos, el esfuerzo anterior se hizo patente y la rodilla no daba para más. Bajar de 7 Picos al Telégrafo con lo técnico que es ese tramo, y luego el descenso hasta Navacerrada, se me hizo duro e interminable. Pero por fín, y al tran tran, conseguí llegar a la carretera y entrar en meta en el Albergue Peñalara, eso sí, muy dolorido.
Entrando en meta
Foto Organización
Realicé un tiempo de 3:58:29, puesto 113 de la general (curiosamente mi dorsal era el 113)

2 comentarios:

Prisillas dijo...

Pues ya sabes, ahora toca cuidarse y descansar mucho para poder afrontar el MAM con garantías que son muchas horas dándole a la zapa.
Nos vemos el día 21.
Un saludo.

Chusta dijo...

Prisillas, nos vemos el 21, y espero que sea corrriendo, que tengo muchas ganas de hacer este MAM.
Un abrazo