martes, 18 de noviembre de 2008

MARATON ALPINO DE JARAPALOS 15-11-2008

Sin entrenar mucho me dirijo a disputar la última prueba del Circuito Alpino 2008, un maratón del que todo habla muy bien por la edición del año pasado, así que a ver que pasa este año. Con Euse y nuestras respectivas salimos el Viernes tranquilamente hacia Alhaurín de la Torre. Un tranquilo viaje nos permitió ver Sierra Nevada con una buena nevada. Sobre las 17:30 llegamos al hotel, dejamos el equipaje y para el polideportivo de Los Manatiales, donde es la entrega de dorsales y las charlas técnicas. Recogemos el preciado dorsal, y después escuchamos la charla del fisio, y la de Kilian Jornet, las dos bastante interesantes. Después la cena de la pasta en un acogedor italiano, bien hidratados con cervezas, y al llegar al hotel Euse dice que necesita rehidratarse, con lo que a eso de las 12:00, hubo que tomar otra cervecita. Salían en ese momento del comedor Carlosgalapagar y Pilotas con Miguel, su reciente marido. Cahrlamos con ellos un ratillo y hala a dormir.
A las 7 de la madrugada el salón del hotel está lebno de corredores esperando el buffet del desayuno, y ya se empeizan a ver más caras conocidas, Mina, Juanma, Jesús, estc. Sobre las 8:00 llegamos a la zona de la salida/meta. Ya estaba montado todo el dispositivo de carpas y demás y se respiraba un buen ambiente. El clima iba a acompañarnos, pues aunque hacía fresco, estaba despejado y el sol comenzaría a calentar en breve. Fotos con unos, con otros, la del Tierra, y listos para empezar. Los primeros 2 km son en bajada que vienen bien para ir calentando, pues a continuación y hasta el km 10 es todo subida por una cómoda pista. Intento poner un ritmo cómodo para que luego no me pase factura. Del 12 al 18 se abandona la pista y abordamos un sinuoso sendero que nos ofrece unas bonitas vistas, voy bien aunque en algún tramo de subida me pongo a andar para no forzar demasiado. Después, para recuperar, un largo descenso por pista hasta el km 25 hace que las piernas empiecen a protestar por ir frenando tanto tiempo. En el 25 volvemos a coger un sendero, con sorpresa, ya que fuimos atacados por un enjambre de abejas, aunque por el tamaño parecían otra cosa, luego nos dijeron que serían zánganos de abeja. El caso es que Mina, Fali, otro corredor y yo, que íbamos juntos en ese momento, recibimos en forma de picotazos la furia de esos bichejos. Otros corredores sufrieron también en sus carnes el desagradable encuentro. Este tramo, es uno de los más expuestos y más técnicos, con algún paso de especial atención por el patio que tiene, pero es bonito y divertido, y no se si por el incidente, o porque las fuerzas ya empiezan a flquear se me hizo duro, en especial la última subida al Puerto de la Encina, que es ya el km 30. De aquí hasta el 38 vuelve a ser todo bajada por pista, y mis gemelos empiezan a revelarse, consigo irlos controlando pero a la altura del 37 más o menos, meveo obligado a parar unos segundo y estirarlos, pues se habían subido completamente. Con las fuerzas ya muy justos hago los últimos tres kilómetros como buenamente puedo, y en los que pierdo algo de tiempo y me adelantan unos 15 corredores. Finalmente aparece el arco de meta, veo a María salir de la valla para hacerme una foto, levanto los brazos y suena el agradable pitido del chip al pisar la alfombra de llegada, sinónimo de que se ha acabado y toca disfrutar y comentar la carrera. Hice 4h 17 min 33 sg, puesto 92 de la general y 27 de vetranosB, con loque me dí por satisfecho.
La organización de 10, en la precarrera, la carrera y la postcarrera, los avituallamientos, los voluntarios, protección civil y guardia civil, todos colaboraron para que pudiéramos disfrutar de lo que más nos gusta. Sin duda una carrera para volver el año que viene.
Luego en la entrega de premios, también se dieron los del Circuito Alpino 2008, en donde quedé en el puesto 14 de 23 corredores. Me sorprendió gratamente los regalos que nos dieron, majos y útiles.