martes, 22 de julio de 2008

ULTRA TRAIL DEL ANETO 19-20 Julio 2008

¡Vaya carrera!. No ímaginaba lo dura que podía llegar a ser. La verdad es que el estreno en la ultradistancia ha sido en una prueba que creo ha sorprendido a casi todo el mundo por la dificultad y la extrema dureza.
Esperando el control de material
Salimos de Madrid el Viernes 18 Euse, Luis (ludevu) y yo, a las 11 de la mañana, con buen tiempo y un montón de ganas de disfrutar de la carrera. LLegamos a Benasque y a visitar las tiendas de material de montaña (puro vicio). Saludos a los conocidos, cena con monotema de conversación y a descansar para estar frescos para la carrera.
A punto para salir
A la mañana siguiente, en el Podideportivo ya se respira buen ambiente, y esperando para pasar el control del material obligatorio. Ajustamos la mochila, apretamos el cinturón con los bidones y nos agrupamos en el arco de salida, esto va a comenzar.
Enfilando la salida
Los primeros metros trascurren por el interior de Benasque que rapidamente atravesamos, saliendo a la pista que transcurre paralela a la carretera y al rio Éseras para dirigirnos hacia el embalse del Paso Nuevo y posteriormente al Puente de Coronas. Hasta aquí la carrera va más o menos cómoda, pasamos los Puntos de Control tranquilamente y disfrutando del paisaje. A partir del Puente de Coronas Luis y yo (íbamos en equipo), decidimos poner una marcha un poco más rápida para afrontar el Collado de Ballibierna. El paisaje va cambiando progresivamente al ir ganado altura, desaparecen las coníferas y un poco más arriba también las retamas y los piornos, quedando la roca desnuda.
Subiendo al Collado de Ballibierna
El paisaje es espectacular y duro, empieza a subir fuerte y el cuerpo lo nota. LLegamos a los primeros ibones, el ibón Bajo y el Alto de Ballibierna y aparecen los primeros tramos de nieve.
Ibones Alto y Bajo de Ballibierna
Ibon Bajo de Ballibierna
Vamos bien de fuerzas y de tiempo, con bastante margen para alcanzar el Punto de Control de Ballibierna.
Atravesando las palas de nieve hacia el collado de Ballibierna
Ya en la otra vertiente, el descenso por las palas de nieve se hace divertido a la vez que rápido y no exento de caídas.
En el Collado de Ballibierna
LLegamos al Estany del Cap de LLauset y la cabaña Botornas, que tras superarlo iniciamos un bello descenso hacia el Embalse de LLauset, el cual recorremos por un estrecho sendero en su margen derecha.
Estany Cap de LLauset
Presa de LLauset
Nuevo Punto de Control y subimos al Collado de Anglios, duro ascenso y posterior descenso al Estany y refugio de Anglios, otro paraje de belleza singular, donde el color de las aguas dan un toque especial al entorno. De aquí bajamos por un interminable, duro y angustioso sendero, parecía que no se acababa nunca, al puente de Salenques, donde el calor y algo de cansancio empiezan a hacer mella, y solo llevamos unos 29 kms. Sin tregua comienza la subida más dura que he realizado nunca, tanto por su longitud, como por el grado técnico, así como por el desnivel existente, es la subida al Collado de Salenques, de 1600 m llegamos a 2807 m. en 8 km de recorrido.
Subiendo hacia Collado de Salenques
Por si esto no fuera poco, hay grandes palas de nieve, que con mucho cuidado hay que superar, con el peligro de un resbalón e irte 200m abajo, con consecuencias nada agradables.
Tramos de nieve hacia Collado de Salenques
Los últimos tramos son especialmente empinados, donde cada paso es un esfuerzo enorme, y para colmo al final hay que hacer una trepada de unos 10m., cuando las fuerzas van ya muy justas.
El Collado de Salenques
Una vez arriba, las vista compensan toda la agonía sufrida, pero no hay tiempo para disfrutar mucho más; una cuerda instalada hace posible el descenso por el otro lado, ya que aquí la acumulación de nieve es mayor, y sin ella sería imposible bajar. Aún así la cuerda ayuda los primeros 50 m., pero después hay que arreglárselas como cada uno pueda. Ya estaba harto de caerme, levantarme, volver a caerme, y es que la bajada a Barrancs es larga, larga, larga; pero a la vez, la existencia de nieve ha hecho que bajemos en menos tiempo.
Desde Salenques a Barrancs
Subimos la Colladeta de Barrancs, y bajamos por un largo trecho muy, muy técnico al Torrente del Salterillo pasando por debajo del Glaciar del Aneto.
El Aneto
Anocheciendo conseguimos salir de la zona "complicada", llegando al Plan de Aigualluts donde encedemos los frontales. Aquí el sendero es más fácil de recorrer, dejando ya atrás los grandes bloques de piedra, alcanzando sin problemas el Punto de Control de La Besurta. Vamos bien de ánimo y de fuerzas, y un caldito que nos dan en este Punto de Control recompone el cuerpo de maravilla. Ya son 45 km a nuestras espaldas, y Luis y yo nos vamos animando y poniendo un ritmo constante. De aquí al Hospital de Benasque, donde una nueva sorpresa nos espera, y es que a los 300 m. de cómoda carretera, la abandonamos y el camino asciende hacia Fuens de Alba, un duro repecho, que a estas alturas de carrera se hace muy cuesta arriba. Paciencia y paso a paso llegamos a Baños de Benasque, cogemos de nuevo la pista y en la cuarta curva la abandonamos, para coger un sendero que tras algunos despistes nos vuelve a sacar a la pista unos metros más abajo. De este punto ya es todo recorrido por pista, con algún que otro repecho, pero ya se puede correr, y lo hacemos así prácticamente todo el tramo que nos queda ya hasta Benasque, unos 12 km. Según vamos llegando vemos que se está formando una tormenta, los relámpagos, truenos y rayos aumentan paulatinamente, alcanzamos las primeras casas de Benasque, nos animan personas que están a lo largo del recorrido por el pueblo, giramos a la izquierda, por fin aparece el polideportivo, son las 1 y 52 minutos de la madrugada, recorremos el tramo balizado para realizar la entrada, nos agarramos de la mano, levantamos los brazos y por fin entramos en meta. Han sido 14h 52min 11sg, puesto 87 de la general y el 12º por equipos. Toda una experiencia.
Las ganadoras
Los ganadores
Los finisher