sábado, 17 de mayo de 2008

LOS 3 REFUGIOS

Domingo 11 de Mayo. Amanece un día un tanto incierto meteorológicamente hablando. Las previsiones dan lluvia con una probabilidad de un 60% y la cota de nieve en torno a 2000m, con lo que surgen todo tipo de dudas en lo que se refiere al tipo de ropa a usar durante la carrera. Al final decido meter de todo en la mochila, y una vez en la salida, ya veré. A las 7:15 am me encamino junto con Euse al alto de Navacerrada donde hemos quedado con ludevu, carlosgalapagar y tifon para coordinar los coches, allí nos encontramos con liz y kike, y ya juntos nos dirigimos a la salida.
Gran ambiente, muchas caras conocidas y el tiempo que parece colaborar, buena temperatura y se abre algún claro que otro.

Recogemos el dorsal y después de la charla técnica, se da la salida. Comienzo a un ritmo controlado para ir cogiendo pulsaciones y afrontar la subida al Collado del Cabrón sin exigir mucho al cuerpo. Se me hace más corta de lo esperado e inicio la bajada sin reservas, aprovechando para apretar un poco. Desde aquí los tramos de Charca Verde y Puente de los Manchegos los realizo a buen ritmo, encontrándome bien físicamente. Dejamos atras los piornos y entramos en la zona de las praderas de altura, surcadas por multitud de hilos de agua, que encharcan totalmente el terreno. El perfil comienza a empinarse entrando en contacto con la nieve, es el Ventisquero de la Condesa, dura subida que intento hacerla al mejor ritmo posible, vamos, de ritmo nada, al tran-tran y listo. LLego a bola y la niebla cubre todo el entorno, afortunadamente apenas hace viento, por lo que tampoco da sensación de mucho frío, aunque aquí la nieve tiene un espesor de unos 25-30 cm, y han hecho un surco para que podamos transitar. La bajada de bola, a tope, después de la pista de cemento, a tumba abierta por la ladera; demasiado rápido quizás, pues después al comenzar la carretera de los Cogorros notaba las piernas cansadas del esfuerzo de la bajada. Afortunadamente el Camino Schmith da una ligera tregua, pero enseguida comienzan los repechos haciéndose notar ya bastante el cansancio. El Mirador de la Reina y el Puerto de la Fuenfría animan a seguir pues ya queda menos, pero el Schmith de vuelta se me hace muy duro, y además comienza a llover intensamente. No queda sino aguantar de la mejor manera posible y enfilar la carretera de bajada al Albergue de Peñalara, entrando en meta ya sin fuerzas, pero con muy buenas sensaciones, consiguiendo un tiempo de 3:58:15.


PD: Las imágenes pertenecen a "duquito".