miércoles, 31 de diciembre de 2008

EL 2008 LLEGA A LA META

Pues sí, se acaba el año 2008 y comienza un Nuevo Año, con un montón de ilusiones y esperanzas.
Esta mañana he salido a realizar mi San Silvestre particular, ya que por temas familiares no puedo correr la vallecana. He estado rodando 55 minutos por la Dehesa Boyal de mi pueblo, Majadahonda, a ritmo tranquilo, disfrutando, con la mirada en la cercana Sierra del Guadarrama, como recorriendo mentalmente los circuitos y cumbres que tantas veces hacemos a lo largo del año; y también, pensando en el montañero desaparecido y todavía no encontrado, que se supone que debe estar por ahí.
Esta mañana, mientras rodaba, también y de forma inconsciente, he ido poniendo en su lugar este año 2008, los asuntos familiares, los profesionales, y como no, los deportivos.
En este último apartado, he tenido un buen año, por así decirlo. No me puedo quejar: comencé con la Media de Collado Villalba (la Tragamillas), después la Media de Madrid y el MAPOMA, y luego ya la temporada de montaña: 3 Refugios, MAM, Cuerda Larga, Km Vertical de La Barranca, Ultra Trail del Aneto, Maratón Penedos de Lobo, Cross al Yelmo, Cross de la Pedriza, Maratón Alpino de Jarapalos y Carrera de Navidad de Cercedilla.
También ha sido mi primer año en el Tierra Trágame, una buenísima experiencia, donde me han tratado muy bien, estoy muy a gusto, y me ha permitido vivir un poco más de cerca las carreras por montaña.
Y uno de los aspectos más gratificantes que tiene este deporte, uno de los mejores premios que me han dado las carreras por montaña son sin duda, toda esa gente que carrera tras carrera saludas, te animan, compites con ella, y que al acabar te fundes en un abrazo.
Va por vosotros, ......................FELIZ 2009

domingo, 28 de diciembre de 2008

ENTRENO EN LA PEDRIZA

El sábado 27 con tiempo frío quedamos a las 9:30 en el aparcamiento de la entrada a La Pedriza. Una fina nieve caía cuando iniciamos el entreno Mina, Esteban, Jesús y yo. Cogimos la senda de Quebrantaherraduras subiendo hasta el 1º aparcamiento que hay más arriba, donde se nos unieron Carlos y Olalla.
En el collado de Quebrantaherraduras
De ahí por la senda hasta el Collado de los Porrones, cuya subida se me atragantó un poco al final, mientras Mina, Jesús y Esteban subían como balas. Tuve que andar los últimos 200-300m, pues ya llevaba las pulsaciones a tope. Había bastante nieve lo que hizo el recorrido divertido, aunque también algo peligroso, por lo que la vuelta la hicimos en buena parte por la pista, que también estaba de nieve helada hasta arriba, pero sin duda era menos peligroso que por sendero.
Por la pista
Una vez que perdimos altura y la nieve ya no era tan abundante, tomamos de nuevo el sendero para volver al punto de partida.
Un día estupendo para entrenar pues la temperatura no era excesivamente fría, y el paisaje estaba extraordinario. Empleamos unas 2h 15 min, más o menos, y después unas cañitas en Manzanares para celebrar el Año Nuevo.

lunes, 22 de diciembre de 2008

CARRERA DE NAVIDAD DE CERCEDILLA 21-12-2008

La carrera que, por así decirlo, marca el final de la temporada de Carreras por Montaña, va cogiendo año tras año, una mayor entidad, y ya se ha convertido en cita obligada para un montón de corredores.
Como en años anteriores la organización cumplió con creces y nos ha hecho disfrutar de un divertido recorrido, en un día con una temperatura, que daba la sensación que nos acercábamos a la primavera, en lugar de al invierno. Este año el recorrido estaba adornado en bastantes tramos por nieve y hielo, lo que hacía que el trazado fuese más técnico, y en los 11 km tuvimos que correr por todo tipo de terreno: asfalto, senderos, trialeras, barro, nieve, hielo, etc., siendo en los tramos más técnicos donde se veían diferencias entre los corredores habituales por montaña, y los que vienen del asfalto, a disfrutar de esta estupenda carrera. El perfil fue algo durillo, con un par de rampas, sobre todo la última, que subía las pulsaciones y de qué manera. A pesar del número de corredores, 1.800, no tuve problemas de aglomeraciones, con lo que no hubo parones que hicieran enlentecer la marcha.
LLegué a meta en 1h 4 min, a ritmo vivo pero sin forzar, pues tampoco estaba muy entrenado, y el objetivo era disfrutar de la carrera y pasar un buen día.
Un montón de conocidos, Eusebio, Jose María Lázaro, PPong, Carlos, Pablo, Kike, Benito, etc, que siempre es grato saludar y compartir unos momentos de charla. Y luego la comida del Tierra Trágame, que fue muy agradable, la primera a la que asistíamos María (mi mujer) y yo, donde tuve oportunidad de conocer a otros compañeros, y que fue el colofón a un estupendo y completo día.

lunes, 15 de diciembre de 2008

ENTRENANDO PARA CERCEDILLA

Se acerca la Carrera de Navidad de Cercedilla, última carrera de montaña del año, al menos para mí. Ya solo queda mantener un poco la forma para disfrutar de los paisajes y de la nieve que creo, hay en abundancia.
Nevando el Sábado 13 en Majadahonda
Hoy he corrido 1h 10 min, con bastante frío y con el suelo en muchas zonas helado. Mientras rodaba me ha venido a la mente la posibilidad de que la carrera fuera suspendida, por la acumulación de nieve. La verdad, no se cuanta hay, pero por lo visto en televisión y oído a algunos compañeros, hay bastante. Además con el frío que hace, se estará helando, lo que asegura su permanencia. Pero bueno, seguro que los organizadores nos sorprenden con algún recorrido espectacular.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

RODAJE URBANO

No consigo enlazar dos días seguidos de entreno, estas fechas, entre más lío en el trabajo y cenas, se ponen de acuerdo los imponderables para que no pueda entrenar.
Hoy a pesar de los pesares, he dejado un rato de lado el portátil y me he calzado las zapas.
Como ya era de noche, ha tocado salir a correr por las calles de Majadahonda, buscando los lugares más tranquilos y con menos circulación de coches.
Majadahonda - La Nuit
Hacía bastante frío y por las calles orientadas al norte soplaba un aire gélido que despejaba las ideas, 3º de temperatura para curtir.
Una hora de rodaje tranquilo, a unos 5 min/km para intentar llegar un poco suelto a la carrera de Cercedilla.

domingo, 7 de diciembre de 2008

ENTRENO POR EL PURICELLI

Hoy he ido a entrenar con Carlosgalapagar, Euse y 144 (Benito), para realizar un Cercedilla - Senda Puricelli hasta El puerto de La Fuenfría - Bajar por la Carretera de la República hasta el hospital más o menos - Puricelli - Cercedilla.
Fresca madrugada y ambiente muy húmedo pues la niebla dejaba caer finas gotitas. Me gusta correr con este tiempo. Todavía de noche cuando hemos empezado desde el aparcamiento de la estación, y luego ya por los senderos, las copas frondosas de los pinos, impedían que penetraran las primera luces de alba. Una semioscuridad nos ha acompañado durante los primeros 15 - 20 minutos, que daba un ambiente especial. A unos 800 m. de llegar al puerto ha empezado a aparecer algo de nieve, y ya a unos 400 m, comenzaba a coger bastante espesor, con los tramos finales hundiéndonos hasta la rodilla. Algunas huellas de corzo o javalí y de zorro se podían ver en la nieve. Arriba en La Fuenfría soplaba un airecillo bastante frío, que no permitía pararse mucho. La bajada la hemos hecho por la Carretera de la República, en vista de que el Smith estaba con mucha nieve, y la bajada es más peligrosa. Luego a la altura de las Dehesas, hemos vuelto a coger el Puricelli, para llegar ya a Cercedilla de nuevo.
En total han salido 2h 40min, y unos 20-22 km, según apreciaciones.

martes, 18 de noviembre de 2008

MARATON ALPINO DE JARAPALOS 15-11-2008

Sin entrenar mucho me dirijo a disputar la última prueba del Circuito Alpino 2008, un maratón del que todo habla muy bien por la edición del año pasado, así que a ver que pasa este año. Con Euse y nuestras respectivas salimos el Viernes tranquilamente hacia Alhaurín de la Torre. Un tranquilo viaje nos permitió ver Sierra Nevada con una buena nevada. Sobre las 17:30 llegamos al hotel, dejamos el equipaje y para el polideportivo de Los Manatiales, donde es la entrega de dorsales y las charlas técnicas. Recogemos el preciado dorsal, y después escuchamos la charla del fisio, y la de Kilian Jornet, las dos bastante interesantes. Después la cena de la pasta en un acogedor italiano, bien hidratados con cervezas, y al llegar al hotel Euse dice que necesita rehidratarse, con lo que a eso de las 12:00, hubo que tomar otra cervecita. Salían en ese momento del comedor Carlosgalapagar y Pilotas con Miguel, su reciente marido. Cahrlamos con ellos un ratillo y hala a dormir.
A las 7 de la madrugada el salón del hotel está lebno de corredores esperando el buffet del desayuno, y ya se empeizan a ver más caras conocidas, Mina, Juanma, Jesús, estc. Sobre las 8:00 llegamos a la zona de la salida/meta. Ya estaba montado todo el dispositivo de carpas y demás y se respiraba un buen ambiente. El clima iba a acompañarnos, pues aunque hacía fresco, estaba despejado y el sol comenzaría a calentar en breve. Fotos con unos, con otros, la del Tierra, y listos para empezar. Los primeros 2 km son en bajada que vienen bien para ir calentando, pues a continuación y hasta el km 10 es todo subida por una cómoda pista. Intento poner un ritmo cómodo para que luego no me pase factura. Del 12 al 18 se abandona la pista y abordamos un sinuoso sendero que nos ofrece unas bonitas vistas, voy bien aunque en algún tramo de subida me pongo a andar para no forzar demasiado. Después, para recuperar, un largo descenso por pista hasta el km 25 hace que las piernas empiecen a protestar por ir frenando tanto tiempo. En el 25 volvemos a coger un sendero, con sorpresa, ya que fuimos atacados por un enjambre de abejas, aunque por el tamaño parecían otra cosa, luego nos dijeron que serían zánganos de abeja. El caso es que Mina, Fali, otro corredor y yo, que íbamos juntos en ese momento, recibimos en forma de picotazos la furia de esos bichejos. Otros corredores sufrieron también en sus carnes el desagradable encuentro. Este tramo, es uno de los más expuestos y más técnicos, con algún paso de especial atención por el patio que tiene, pero es bonito y divertido, y no se si por el incidente, o porque las fuerzas ya empiezan a flquear se me hizo duro, en especial la última subida al Puerto de la Encina, que es ya el km 30. De aquí hasta el 38 vuelve a ser todo bajada por pista, y mis gemelos empiezan a revelarse, consigo irlos controlando pero a la altura del 37 más o menos, meveo obligado a parar unos segundo y estirarlos, pues se habían subido completamente. Con las fuerzas ya muy justos hago los últimos tres kilómetros como buenamente puedo, y en los que pierdo algo de tiempo y me adelantan unos 15 corredores. Finalmente aparece el arco de meta, veo a María salir de la valla para hacerme una foto, levanto los brazos y suena el agradable pitido del chip al pisar la alfombra de llegada, sinónimo de que se ha acabado y toca disfrutar y comentar la carrera. Hice 4h 17 min 33 sg, puesto 92 de la general y 27 de vetranosB, con loque me dí por satisfecho.
La organización de 10, en la precarrera, la carrera y la postcarrera, los avituallamientos, los voluntarios, protección civil y guardia civil, todos colaboraron para que pudiéramos disfrutar de lo que más nos gusta. Sin duda una carrera para volver el año que viene.
Luego en la entrega de premios, también se dieron los del Circuito Alpino 2008, en donde quedé en el puesto 14 de 23 corredores. Me sorprendió gratamente los regalos que nos dieron, majos y útiles.

martes, 7 de octubre de 2008

CROSS DE LA PEDRIZA 5-10-2008

Un día con muy buena temperatura para correr es el que nos ha tocado para disputar la última prueba del Campeonato de Madrid de Carreras por Montaña. Un amanecer raso y frío, rondando los ceros grados a las 8 de la mañana, cuando llego junto a Eusebio al aparcamiento de la Pedriza. Ya hay bastantes coches aparcados, y es que cada vez somos más en estas carreras. Los rayos de sol comienzan a iluminar debilmente las cumbre más altas de La Pedriza, Las Torres, por donde minutos después tendremos que transitar en la carrera. En el coche que aparca a mi lado llega Luis Alonso, nos saludamos y me comenta las posibilidades que tiene de alzarse con el trofeo de la Copa de Hierro, que a la postre conseguiría. Nos dirigimos a recoger el dorsal, y allí ya veo a los compañeros de entreno, los del club y otros conocidos de otras carreras. Un placer siempre saludar y charlar con ellos. No me encuentro muy bien, pues estoy arrastrando un resfriado que comenzo hace un par de días, y a pesar de chutarme fuerte con paracetamol, para intentar que no empeorara, me dan escalofríos y estoy destemplado. Volvemos al coche para cambiarnos y prepararnos para la carrera; no veo el momento de quitarme la ropa de abrigo, tal es así que Luis me comenta: ¿es que vas a correr así?, le digo que no me encuentro bien; pero haciendo acopio mental, me despojo del pantalón largo y de la sudadera. Afortunadamente el sol consigue levantar por encima del Yelmo y ya nos baña con sus cálidos rayos, aunque es un efecto más psicológico que otra cosa, pues solo son las 9:00 de la mañana. Ya en la zona de salida pasamos el control de dorsales y listos para empezar. Curiosamente me encuentro mejor. El primer kilómetro transcurre por la carretera, para desviarnos y comenzar la subida al Collado del Cabrón. Empieza la selección y cada uno busca su sitio para coger el ritmo de carrera. Una vez coronado el collado, se baja hacia el Refugio Giner de los Rios, para sin llegar a él, alcanzar los Cuatro Caminos, donde se encuentra el primer avituallamiento. Allí está Ppong controlando los números de dorsal, y con una torre de vasos recogidos: ¡vaya dorsal te ha tocado! me dice, el 313 . Comienza la dura y larga subida a las Torres. Voy a buen ritmo, pero sin hechar las campanas. De pulmones un poco justo por el resfriado, pero de momento mejor de lo que esperaba. LLegamos al collado de la Carabina, nuevo control con Pilara y avituallamiento de chuches, ¡que ricas!. Cojo unas gominolas y sigo para delante recorriendo la parte norte de Las Torres pasando las enorme placas de granito, donde el terreno comienza a ser muy técnico. Justo después de salir de esta zona y alcanzar un llano, me confío un poco y pego un tremendo tropezón, que me hace salir volando en plancha, cayendo fuerte al suelo. Raspones en piernas, rodillas y manos, que afortunadamente no pasan a mayores, pero podía haber sido peor. LLego al Collado de la Ventana y nuevo descenso muy técnico y largo. Quizás aquí me acomodé un poco al ritmo de bajada de los dos corredores que me precedían, y podía haber ido más rápido, pero después de la caída, no me apetecía que pudiera tener otro percance. LLegamos al collado de la Dehesilla y subimos hacia La Pradera del Yelmo. Ya está todo lo más difícil hecho, quedan 4 km de bajada, que eso sí, hay que ir con cuidado, pues es una bajada técnica, variada, de bloques, rocas, arena suelta, etc. Se desciende hasta el río, para cruzarlo por un puente de madera que nos saca al aparcamiento para llegar después de unos 500m de ligera subida a la meta.
El avituallamiento en meta para reponer fuerzas y comentar con los compañeros el desarrollo de la prueba.
No me fue mal, y salí contento, con un tiempo de 2h 59 min 54sg.

domingo, 21 de septiembre de 2008

CROSS AL YELMO 21-9-2008

A eso de las 8:15 a.m. llego a Manzanares, mirando de reojo al cielo, pues la probabilidad de lluvias es del 90%. No parece que pinta muy mal el tiempo, hay nubes y claros y algo más cerrado hacia Cerceda, pero parece que podemos tener suerte. Recojo el dorsal y poco a poco la Plaza del pueblo se va llenando de corredores, un buen número del Tierra, conocidos y otros no; saludos, abrazos, y por altavoces indican que se inicia el control de dorsales. Vamos pasando al corralito mientras las nubes van ocupando la totalidad del espacio aéreo, desprendiéndose alguna gota, como metiéndonos prisa si no queremos mojarnos. Unas recomendaciones por el micro que nunca se oyen, la salida neutralizada y ale, a correr. Los casi 3 km de asfalto se hacen algo duros, pues la gente impone un ritmo alto para intentar llegar lo mejor colocado posible a Casa Julián e iniciar la Senda de las Carboneras con el menor atasco posible. Por fin abandonamos el asfalto y recupero un poco el aliento, acomodándome al ritmo que pone la fila de corredores. Pasamos la Gran Cañada y de ahí a buen ritmo a la Pradera del Yelmo, alcanzando ésta en torno a los 52 minutos. Justo aquí empieza a llover y progresivamente el suelo se va empapando. La bajada se va a hacer "divertida", y tendremos que hacer acopio de nuestras técnicas de adherencia, si es que las hay. La primera parte discurre sobre grandes bloques de piedra, que aparte de la lluvia, tienen ya también el barro que se va depositando de las zapatillas, con lo que hay que extremar precauciones. Aún así se baja a buen ritmo, y una vez pasado este tramo técnico, el resto es más corrible, permitiendo ir más rápido. Afortunadamente la lluvia aunque sin cesar tampoco arreció en exceso, con lo que se hacía agradable correr con ella; a mí particularmente este tiempo me encanta. Se van oyendo los gritos de ánimo de la gente indicando que nos acercamos a las primeras casas de Manzanares, enfilamos las empinadas calles, y en pocos minutos atravieso la meta en 1h 30 min, más o menos. Allí veo que ha habido varios accidentados entre fuertes esguinces, golpes y heridas, y es que el terreno estaba peligroso. Un surtido avituallamiento en meta bajo la lluvia para reponer fuerzas, y de regreso para casa, pensando ya en el Cross de la Pedriza.

martes, 16 de septiembre de 2008

MARATON DE MONTAÑA PENEDOS DO LOBO 14-9-2008

Con buena temperatura y algo de humedad hemos disputado la 2ª prueba del Circuito Alpino, el Maraton de Penedos Do Lobo. En la estación de Cabeza de Manzaneda, y con 8º a las 8 a.m., cerca de 200 corredores y otros tantos de la prueba de andaina, salíamos para completar los 42 km los primeros y 21 km los segundos.Previamente, el sábado, habíamos llegado Pilar (Pilotas) y Carlos (Carlosgalapagar), por la tarde a Probe de Trives, para alojarnos en el hotel As Maceiras. Un baño en la piscina climatizada para hacer tiempo hasta las 20:00 h, para recoger el dorsal y escuchar la charla técnica, en la estación de Cabeza de Manzaneda. El sábado cenamos en Trives, y pronto a la habitación para descansar. A las 6 a.m. nos ponemos en marcha y tras desayunar en el hotel, partimos a la estación que distaba unos 12 km. Todo listo para la carrera. Pistoletazo de salida y todos a correr. Los primeros 10-12 km se corren fácil por una pista forestal descendente, para a continuación enfilar un largo y empinado cortafuegos. En el km 11 paso en 53 min, por lo que voy a buen ritmo. La media maratón se situa en las inmediaciones del Alto de Manzaneda, y paso en 2h 11min. Voy bien, aunque noto una cierta pesadez en las piernas. Comienza a partir de aquí la zona más técnica de la carrera, con el suelo repleto de hierba, que esconde piedras, ramas, agujeros, troncos, etc, y hace muy cansada la progresión. LLegando al km 30 noto que voy perdiendo fuerzas, sudo en exceso y tengo mucha sensación de sed. Creo que no he bebido bien, y la humedad me ha hecho sudar en exceso. Comienzan los tirones en los gemelos, a la vez que aumenta la fatiga. Decido poner un ritmo bajo de trote, pero ni así, a menudo tengo que andar para recuperar el aliento. Sobre el km 35 me alcanza Pilar, que va muy bien, y me comenta que Carlos se ha torcido el tobillo y que no sabe si habrá abandonado. En el avituallamiento del 35 Pilar sigue y yo me quedo un rato más para comer y beber suficiente, pues a partir de aquí nos espera una dura subida de 3km. A mí mas que dura, se me hizo durísima, y para remate, un cortafuegos de unos 300 m., muy empinado. Al llegar arriba veo el pinar y los edificios de la estación; ya está, solo quedan unos 4 km más o menos horizontales, que se hacen algo largos por las ganas de llegar. Al ir llegando a meta oigo mi nombre por los altavoces, es Juanma Agejas que está de spiker, nombrando a los corredores que llegan a meta, y me recorre un escalofrío de emoción. Pilar me estaba esperando, nos abrazamos, le pregunto si ha ganado, y sí, efectivamente, tenemos una campeona, estupendo. Preguntamos por Carlos, si saben si se ha retirado o no, pero no nos dan información concreta. Al poco tiempo le vemos ya en meta, y afortunadamente consiguió seguir en carrera y acabar, aunque con el tobillo maltrecho.
Entrega de premios a los vencedores, comida de la carrera y de regreso para Madrid, pensando ya en Jarapalos.
Nuestro tiempos fueron:
Pilar: 4h 56 min 47sg
Jesús: 5h 14min 54sg
Carlos: 5h 41min 22sg

martes, 9 de septiembre de 2008

PENEDOS DO LOBO

Hoy hemos realizado el último entreno por montaña de cara al Maratón de Penedos. Pilotas, ludevu, carlosgalapagar, naule y yo hemos hecho un recorrido de 3h 20min, con paradas incluídas, por la Pedriza. Desde el Tranco nos hemos dirigido al Hueso, hemos llegado hasta él para verlo completamente, de aquí al Collado de la Dehesilla, para subir hasta la Pradera del Yelmo.
El Yelmo
Allí hemos decidido subir al Yelmo, y tras un destrepe no exento de riesgo, por lo inclinadas de las placas y el poco agarre existente, tomamos el camino que baja directamente al Tranco.
Ya veremos si hemos entrenado bien o no, el próximo fin de semana.

jueves, 28 de agosto de 2008

ENTRENANDO PARA PENEDOS

La vuelta de los entrenos por el Guadarrama, ha tocado esta vez por el Valle de la Fuenfría. El Lunes 25 Eusebio y yo hicimos un Cercedilla-Senda Puricelli-Collado Marichiva-Puerto de la Fuenfría-Mirador de la Reina-Cercedilla, en 2h 10min, con algunos despistes incluídos, pero a buen ritmo para empezar a coger el tono.
Hoy Jueves 28 hemos ido Pilotas, Carlosgalapagar y yo también por el Valle de la Fuenfría. Hemos cogido el tren para subir a Navacerrada, y de allí a Camino Smith-Senda Cospes-Puerto de la Fuenfría-Cercedilla. En total han sido 1h 30min a ritmo vivo y un entreno muy agradable.

domingo, 24 de agosto de 2008

YA ESTAMOS DE VUELTA

Pues sí, como todo, las vacaciones también se acaban y toca regresar a la "normalidad". Tras disfrutar de unos cuantos días fuera de la rutina, de visitar rincones de nuestra geografía, y de relajar cuerpo y mente, o al menos se ha intentado, la vuelta a la cruda realidad se hace patente.
El único consuelo y estímulo, es que a la vez, también comienzan esas, nuestras carreras por montaña, y hacen posible que vayamos tachando días en el calendario, esperando la siguiente cita. Las costas de Cádiz han sido este año, el lugar elegido para pisar la playa, en Conil concretamente, bonito pueblo que me ha sorprendido gratamente, pues solo lo conocía de pasada.
CONIL
La playa impresionante, buen ambiente y no mucha gente. Después han sido la Sierra de la Cabrera donde hicimos una subida nocturna al Pico de la Miel, para fotografiar la noche hacia Madrid, y posteriormente el Valle del Tiétar, en Higuera de las Dueñas, pequeño pueblo cercano a Piedralaves, por donde realicé algún que otro rodaje en sus montes.
Vista nocturna desde el Pico de la Miel. Las luces del fondo son Madrid.
No dió para más, y ahora ya espera la sempiterna sierra del Guadarrama para retomar los entrenos por ella. Allá vamos....................

viernes, 1 de agosto de 2008

VACACIONES

Mañana día 2 comienzan las esperadas vacaciones. Unos días de playa para relajar las doloridas y contusionadas articulaciones, bajar la tensión arterial, impregnarnos del yodo marino y tostar un poco la epidermis para generar vitamina D.
Realizaré rodajes muy suaves, lo justo para mover un poco los músculos, y luego, a partir del 15 de Agosto, que retornaremos a la montaña, empezaré a entrenar para el Maraton de Penedos do Lobo, que está a la vuelta de vacaciones. A disfrutar...............

martes, 22 de julio de 2008

ULTRA TRAIL DEL ANETO 19-20 Julio 2008

¡Vaya carrera!. No ímaginaba lo dura que podía llegar a ser. La verdad es que el estreno en la ultradistancia ha sido en una prueba que creo ha sorprendido a casi todo el mundo por la dificultad y la extrema dureza.
Esperando el control de material
Salimos de Madrid el Viernes 18 Euse, Luis (ludevu) y yo, a las 11 de la mañana, con buen tiempo y un montón de ganas de disfrutar de la carrera. LLegamos a Benasque y a visitar las tiendas de material de montaña (puro vicio). Saludos a los conocidos, cena con monotema de conversación y a descansar para estar frescos para la carrera.
A punto para salir
A la mañana siguiente, en el Podideportivo ya se respira buen ambiente, y esperando para pasar el control del material obligatorio. Ajustamos la mochila, apretamos el cinturón con los bidones y nos agrupamos en el arco de salida, esto va a comenzar.
Enfilando la salida
Los primeros metros trascurren por el interior de Benasque que rapidamente atravesamos, saliendo a la pista que transcurre paralela a la carretera y al rio Éseras para dirigirnos hacia el embalse del Paso Nuevo y posteriormente al Puente de Coronas. Hasta aquí la carrera va más o menos cómoda, pasamos los Puntos de Control tranquilamente y disfrutando del paisaje. A partir del Puente de Coronas Luis y yo (íbamos en equipo), decidimos poner una marcha un poco más rápida para afrontar el Collado de Ballibierna. El paisaje va cambiando progresivamente al ir ganado altura, desaparecen las coníferas y un poco más arriba también las retamas y los piornos, quedando la roca desnuda.
Subiendo al Collado de Ballibierna
El paisaje es espectacular y duro, empieza a subir fuerte y el cuerpo lo nota. LLegamos a los primeros ibones, el ibón Bajo y el Alto de Ballibierna y aparecen los primeros tramos de nieve.
Ibones Alto y Bajo de Ballibierna
Ibon Bajo de Ballibierna
Vamos bien de fuerzas y de tiempo, con bastante margen para alcanzar el Punto de Control de Ballibierna.
Atravesando las palas de nieve hacia el collado de Ballibierna
Ya en la otra vertiente, el descenso por las palas de nieve se hace divertido a la vez que rápido y no exento de caídas.
En el Collado de Ballibierna
LLegamos al Estany del Cap de LLauset y la cabaña Botornas, que tras superarlo iniciamos un bello descenso hacia el Embalse de LLauset, el cual recorremos por un estrecho sendero en su margen derecha.
Estany Cap de LLauset
Presa de LLauset
Nuevo Punto de Control y subimos al Collado de Anglios, duro ascenso y posterior descenso al Estany y refugio de Anglios, otro paraje de belleza singular, donde el color de las aguas dan un toque especial al entorno. De aquí bajamos por un interminable, duro y angustioso sendero, parecía que no se acababa nunca, al puente de Salenques, donde el calor y algo de cansancio empiezan a hacer mella, y solo llevamos unos 29 kms. Sin tregua comienza la subida más dura que he realizado nunca, tanto por su longitud, como por el grado técnico, así como por el desnivel existente, es la subida al Collado de Salenques, de 1600 m llegamos a 2807 m. en 8 km de recorrido.
Subiendo hacia Collado de Salenques
Por si esto no fuera poco, hay grandes palas de nieve, que con mucho cuidado hay que superar, con el peligro de un resbalón e irte 200m abajo, con consecuencias nada agradables.
Tramos de nieve hacia Collado de Salenques
Los últimos tramos son especialmente empinados, donde cada paso es un esfuerzo enorme, y para colmo al final hay que hacer una trepada de unos 10m., cuando las fuerzas van ya muy justas.
El Collado de Salenques
Una vez arriba, las vista compensan toda la agonía sufrida, pero no hay tiempo para disfrutar mucho más; una cuerda instalada hace posible el descenso por el otro lado, ya que aquí la acumulación de nieve es mayor, y sin ella sería imposible bajar. Aún así la cuerda ayuda los primeros 50 m., pero después hay que arreglárselas como cada uno pueda. Ya estaba harto de caerme, levantarme, volver a caerme, y es que la bajada a Barrancs es larga, larga, larga; pero a la vez, la existencia de nieve ha hecho que bajemos en menos tiempo.
Desde Salenques a Barrancs
Subimos la Colladeta de Barrancs, y bajamos por un largo trecho muy, muy técnico al Torrente del Salterillo pasando por debajo del Glaciar del Aneto.
El Aneto
Anocheciendo conseguimos salir de la zona "complicada", llegando al Plan de Aigualluts donde encedemos los frontales. Aquí el sendero es más fácil de recorrer, dejando ya atrás los grandes bloques de piedra, alcanzando sin problemas el Punto de Control de La Besurta. Vamos bien de ánimo y de fuerzas, y un caldito que nos dan en este Punto de Control recompone el cuerpo de maravilla. Ya son 45 km a nuestras espaldas, y Luis y yo nos vamos animando y poniendo un ritmo constante. De aquí al Hospital de Benasque, donde una nueva sorpresa nos espera, y es que a los 300 m. de cómoda carretera, la abandonamos y el camino asciende hacia Fuens de Alba, un duro repecho, que a estas alturas de carrera se hace muy cuesta arriba. Paciencia y paso a paso llegamos a Baños de Benasque, cogemos de nuevo la pista y en la cuarta curva la abandonamos, para coger un sendero que tras algunos despistes nos vuelve a sacar a la pista unos metros más abajo. De este punto ya es todo recorrido por pista, con algún que otro repecho, pero ya se puede correr, y lo hacemos así prácticamente todo el tramo que nos queda ya hasta Benasque, unos 12 km. Según vamos llegando vemos que se está formando una tormenta, los relámpagos, truenos y rayos aumentan paulatinamente, alcanzamos las primeras casas de Benasque, nos animan personas que están a lo largo del recorrido por el pueblo, giramos a la izquierda, por fin aparece el polideportivo, son las 1 y 52 minutos de la madrugada, recorremos el tramo balizado para realizar la entrada, nos agarramos de la mano, levantamos los brazos y por fin entramos en meta. Han sido 14h 52min 11sg, puesto 87 de la general y el 12º por equipos. Toda una experiencia.
Las ganadoras
Los ganadores
Los finisher