domingo, 10 de diciembre de 2017

PEÑAS NEGRAS Y MONDALINDO

Cambiamos de zona de entreno y nos vamos a la sierra de Valdemanco y Bustarviejo para hacer una ruta circular. 
Salimos de Valdemanco (1.165 m) con los primeros rayos de luz, en un amanecer de fuego que tiñe de rojizo las rocas de la sierra, y nos dirigimos hacia Peña Negra (1.832 m), una dura y constante subida entre el bosque de pinos, con mucha inclinación, y que remonta el desnivel de casi 700 m. del tirón prácticamente.




Alcanzamos la cuerda y el viento frío nos golpea constantemente y hay algo de niebla, continuamos por el sendero llegando a la cima. Una foto rápida en las antenas y continuamos por el cordal hacia la cima del Mondalindo (1.832 m), aquí el viento es más fuerte y baja rápidamente la sensación térmica si te quedas parado un rato, por lo que tras un pequeño receso para contemplar las vistas y demás, continuamos el sendero en dirección a La Braña.



Es un agradable sendero para correr que recorre la cuerda en un suave sube y baja hasta que llegamos al Collado Abierto, en el que nos desviamos a la izquierda bajando el valle que se dirige a Bustarviejo. A poco de empezar el descenso paramos un momento para ver la Mina de Plata, ya cerrada desde hace años,y que se ha reformado el enclave para conservarlo y dejarlo como sitio turístico, si bien, a la mina no se puede entrar y la galería está inundada por un arroyo. 



Continuamos hacia abajo para llegar a las inmediaciones del pueblo y enlazar con la vía Pecuaria, en dirección a Valdemanco para cerrar el recorrido.
Un buen recorrido de 24 kms muy entretenido y combinando zonas técnicas con sendero y pista, que hace que el entreno sea más agradable.



lunes, 4 de diciembre de 2017

PRIMERAS NIEVES

Aprovechando la primera nevada caída, montamos el entreno por el valle de la Fuenfria, pues las carreteras estaban poco recomendables por el hielo. Habíamos quedado en Casa Cirilo, pero los primeros acudir, ya tuvieron problemas para llegar, estaba helada la carretera y el coche patinaba, así que avisaron y decidimos bajar el punto de encuentro a la estación de Cercedilla. Cero grados de temperatura pero sin viento, con lo que se lleva bien, mientras caen algunos tímidos copos de nieve. 


Tiramos hacia la senda Puricelli con el suelo cubierto de nieve y hielo. Está el bosque precioso, y es una maravilla ir trotando por el sendero nevado mientras vamos ganando altura. Alcanzamos las Dehesas y tiramos hacia la Ducha de los Alemanes, la nieve va cogiendo más espesor y en algún punto nos hundimos hasta media pierna. Está sin pisar pues somos los primeros en ir por esta cena tras la.reciente nevada. 




















Unas fotos en el saldo de agua, que estaba decorado por numerosos carámbanos de hielo y continuamos por un bonito sendero que va a media altura, un poco por debajo de la parte superior de la carretera de la República, y que posteriormente sale a ella por encima del desvío a la ducha de los alemanes. 



Retornamos por la pista, hasta las Dehesas, y volvemos a enlazar con la senda Puricelli para volver por ella de nuevo hasta Cercedilla.
No paró de nevar en todo el recorrido, y en algunos puntos se metía la ventisca, bajando mucho la sensación térmica.
Un buen entreno de 18,6 kms para estrenar la temporada invernal de entrenos por mi.



domingo, 26 de noviembre de 2017

YELMO Y DEHESILLA

Sin un recorrido definido empezamos el entreno este sábado. Salimos de Cantocochino para subir hacia la pradera del Yelmo por la senda que sube directa a la Gran Cañada, pero nada más atravesar el río y justo antes de empezar a subir, Nano comenta que hay una zona que parece estar chula, conocida como el Hueco de las Hoces, así que decidimos subir por esa variante.

Tomamos el sendero y comienza a internarse entre un divertido cals de bloques donde hay que trepar, destrepar y saltar, para conseguir progresar e ir buscando al camino. Tras una dura subida alcanzamos el collado que nos sitúa a la izquierda de la subida final al Yelmo por la cara suroeste. 

Bajamos hacia la pradera y cogemos a la izquierda para ir hacia el collado de la Dehesilla. Descendemos el tramo técnico que hay un poco antes del collado, y continuamos hacia el refugio Giner.
Aquí nos encontramos con los participantes de un entreno del Tierra Trágame, saludando a los conocidos, y continuamos camino hacia el punto de salida, Cantocochino, para dar por terminado el entreno
Solo 11 kms hoy, pero no había muchas ganas de hacerlo mas largo, así que lo rematamos con un buen café en el bar de Cantocochino.

jueves, 16 de noviembre de 2017

LA PEÑOTA

Salimos de las Dehesas este sábado pasado, con una fria mañana pero despejada; la ausencia de nubes y lluvia se está más que prolongada y la sierra comienza a padecer los estragos de esta pertinaz sequía; hemos visto fuentes secas, que nunca las habíamos visto así, y es que prácticamente lleva 6 meses sin llover.



Nos dirigimos hacia el Puricelli y lo bajamos hasta la pista de tierra por la que vamos hasta enlazar con el sendero que nos lleva directamente al collado del Cerromalejo. Muy dura la parte final de este sendero que coge muy inclinación hasta que sale al collado. Continuamos en dirección a La Peñota, y cuando rebasamos el bosque de pinos al tomar altura, comienza a soplar un airecillo muy frio. 



En la cuerda en aire se hace más patente y cuando la alcanzamos, una hermosa vista de un precioso mar de nubes, nos estaba esperando en la vertiente segoviana.
Subiomos al vértice geodésico y el frío corta el cuerpo, pero las vistas merecen la pena aguantar unos minutos el viento helado.
Curiosamente en cuanto bajabamos un par de metros hacia el lado sur, el aire se calmaba y con el sol luciendo, la temperatura cambiaba enormemente.




Después de un rato de charla y contemplación cogemos el sendero de vuelta para bajar al collado del Rey. Bajada muy técnica y divertida con mucha roca y raices que obliga a ir muy concentrado, hasta que llegamos de nuevo a la pista de tierra o Calle Alta, por la que volvemos de nuevo a las Dehesas.
Un agradable entreno de 14 kms entretenido y luego a recuperar fuerzas en Casa Cirilo, con una buena charla.

domingo, 5 de noviembre de 2017

SINTIENDO EL OTOÑO

Por fín parece que el otoño se hace presente, y este sábado la sierra ya daba su típica imagen otoñal, con temperatura fresca, nieblas y el bosque húmedo por la reciente lluvia, con los líquenes y el musgo reavivados con el agua nueva.


Se echaba de menos ya ponerse algo de abrigo para empezar a entrenar con los primeros rayos del alba y notar esa frescura cuando te bajas del coche en las Dehesas.
Nos encaminamos hacia la senda Puriccelli para subir al collado de Marichiva; amenaza lluvia pero parece que las nubes aguantan arriba, y de hecho no nos llovió en todo el recorrido.



Del collado de Marichiva tomamos el bonito sendero que pasa por el nacimiento del rio Moros, y que nos lleva al collado de la Tirobarra. Aquí se nota mas frío al estar en un punto abierto a los dos valles, pero en cuanto bajamos de cota hacia la fuente de la Reina, volvemos al cobijo del bosque, notándose el aumento de temperatura.


Otro sendero bonito y divertido para correr, que baja y baja hasta la fuente, que ahora y debido a la sequía prolongada, se encuentra sin agua. 
Continuamos por la calzada romana, el GR, y subimos al puerto de la Fuenfría, enlazamos con la senda Puricelli y bajamos de nuevo a las Dehesas completando un bonito circuíto de 17 kms.

domingo, 17 de septiembre de 2017

7 PICOS Y VALLE DE LA FUENFRIA

Daban peor previsión meteorológica de la que luego tuvimos este sábado, pues quedó un día realmente bueno para correr por el Guadarrama.
Salimos de Cercedilla, del polideportivo, para coger dirección Camorritos, subiendo sin parar un buen desnivel hasta la pradera de Navarrulaque. Continuamos el ascenso por el sendero que se va encajonando entre rocas llegando a la pradera de Majalasna. 




Tiramos hacia la derecha ligeramente y tras una dura subida alcanzamos la cuerda de 7 Picos; aquí si hace un aire frío que obliga a no parar mucho para no perder calor en exceso.
Bajamos por la ladera norte, una técnica bajada por un vertical sendero de rocas y raíces que nos lleva al collado Ventoso. Nos dirigimos hacia el Smith para enlazar con la senda de los Cospes por la que llegamos al puerto de la Fuenfría.



Continuamos la ruta por la carretera de la República hasta el collado de Marichiva, desde el que bajamos hasta la senda Puricelli y enlazar con varios senderos que bordeando Cercedilla por arriba, nos llevan de nuevo al punto de salida.
Un bonito y variado recorrido con un empiece muy duro, casi 1000 D+ en apenas 6 kms, completando un total de 21 kms.



domingo, 10 de septiembre de 2017

VUUELTA AL GUADARRAMA

Después de la estancia en Chamonix y de la retirada en el UTMB por el dichoso estómago, que no me deja en paz, volvemos a los Entrenos con el Comando Guadarrama.
Para tomar contacto de nuevo en La Pedriza tras el parón del verano, quedamos en Cantocochino y decidimos hacer una ruta hacia el Puente de los Pollos, pasando por el Collado del Cabrón.
Fresca mañana, buena para entrenar, cuando partimos encaminándonos hacia el rio Manzanares, atravesarlo y coger el sendero a la izquierda direcció collado del Cabrón.
Enseguida la temperatura sube al abrigo del bosque y hay que quitarse la manga larga; llegamos al collado y tomamos el sendero que sigue de frente para dirigirnos al Puente de los Pollos. Buenos senderos agradables para trotar y disfrutar de la ruta, las vistas pedriceras, la charla y la compañía.


Llegamos al puente y tras las consiguientes fotos, decidimos continuar hacia su lado posterior. Hacemos la trepada de su empinadísima rampa de piedra y salimos a la otra cara para buscar alguna ruta que vaya en direccion a los Cuatro Caminos.
La dirección que tomamos es un enorme caos de bloques graníticos de gran tamaño, y optamos por arriesgar y buscar un paso entre ellos, a riesgo de que ya metidos bien adentro, tuviéramos que darnos la vuelta.







Con trepes y destrepes continuos, algunos con cierto riesgo, y buscando el paso por aquí o por allá, encontramos algunos rincones muy majos, con covachas y oquedades curiosas y llamativas. Vimks que este tramo, por ser una zona de muy dificil progresión, era escasamente transitada, por no decir, nada transitada.








Llegamos a un espectacular abrigo rocoso de unos 40 metros de largo, y a continuacion salimos al sendero que el collado del Miradero con los 4 Caminos; nuestra orientacion no nos falló y salimos donde queríamos.
Cogimos el sendero y bajamos de nuevo a Cantocochino por la Gran Vía, para finalizar un entreno de 12 kms puros pedriceros.