domingo, 15 de enero de 2017

COMENZANDO EL AÑO

Después de un parón de 15 días por temas de trabajo, hoy he hecho el primer entreno por montaña del año, con mucho frío y una buena cencellada en la sierra.
Nos hemos juntado un montón, nueve, con lo que para los que solemos juntarnos, hoy parecíamos una manifestación.


Hemos subido desde las Dehesas hasta el puerto de la Fuenfría, por la calzada romana. Arriba mucho viento, frío y niebla. Continuamos por la pista para bajar a la Fuente de la Reina y continuar por el sendero hasta practicamente el fondo del valle, para luego tirar a la derecha y enlazar con el carril del Gallo y desembocar de nuevo en el puerto de la Fuenfría.


Cencellada en el Puerto de la Fuenfría

La bajada la hemos hecho por un sendero pasado la fuente Antón Ruiz de Velasco, que nos lleva a la Ducha de los Alemanes, y terminar de nuevo en las Dehesas.
Recorrido de 20 kms con buenos senderos y bosque de pinos, en una mañana con mucho viento y frío, pero con compañía de primera, que hace que los kms pasen rápido.





lunes, 19 de diciembre de 2016

DE COTOS A DOS HERMANAS


En realidad el entreno estaba previsto para ir a Peñalara, pero el mal tiempo hizo que desistiéramos de intentar llegar.

Salimos del puerto de Cotos a las 8.00 a.m., todo nevado de la tarde-noche anterior que dejó unos 15 cm de nieve en el puerto.


 Hacía frío y corría un vientecillo cortante, pero en cuanto empezamos a subir hacia Citores, el bosque de pinos hacía la temperatura más agradable y ausencia de viento. Íbamos abriendo huella en la nieve, lo que hacía más penosa la subida, pero estaba el bosque de película. Cuando llegamos sobre los 2000 m. de altitud la niebla tapaba la montaña y el aire soplaba más fuerte y en el collado de Citores prácticamente no se veía nada. 




Continuamos hacia arriba ya a ciegas, guiados por nuestra intuición, el blanco de la nieve se juntaba con el blanco de la niebla haciendo un todo, y estábamos siendo castigados por un fuerte viento de cara, helador, que hacía entrecerrar los ojos. Por aquí en ocasiones nos hundíamos hasta el muslo, dificultando aún más el tránsito por la nieve.



LLegamos a la altura de Dos Hermanas, porque intuíamos haber llegado a la cuerda y valoramos la situación viendo que el tiempo había ido a peor y que éramos incapaces de identificar con seguridad donde estábamos, Peñalara se tornaba complicado y peligroso.
Optamos por la decisión más sensata, volver sobre nuestra propia huella, ya que no teníamos seguridad de dar con la pista de las zetas para bajar a Cotos; es que no se veía nada.



Así pues dimos media vuelta y volvimos de nuevo al collado de Citores y con posterioridad hacia Cotos, haciendo una parada en el trayecto para hacernos la ya tradicional foto con el belén, aunque este año no pudo ser en Peñalara.

Unos cafés en la Venta Marcelino al lado de la chimenea, fueron el colofón a un nuevo entreno del Comando Guadarrama.


FELIZ NAVIDAD a tod@s!!!!! 

miércoles, 14 de diciembre de 2016

FUENFRIA Y PEÑALARA

Vamos llegando al final del año apurando los últimos entrenos en este mes de diciembre. Con los días de fiesta aproveché para subir con Neox, mi perro, para hacer un tranquilo trote por el valle de la Fuenfría subiendo desde las Dehesas por el Schmid hasta el collado Ventoso y luego ir al puerto de la Fuenfría y bajar por el Puricelli. Un entreno rapidillo de 13 kms que no había mucho tiempo.




Y el sábado, aprovechando la buena previsión meteorológica subimos a Peñalara en un día espectacular de sol y temperatura casi primaveral para estas alturas del otoño.
Salimos de Cotos hacia el collado de Citores y a eso de los 1900 m el suelo está ya cubierto de nieve helada. Aprovechando las huellas subimos sin problemas y continuamos hacia Dos Hermanas con la nieve en su punto para transitar sobre ella sin hundirte y tener tracción. 



Subiendo al collado de Citores

En Dos Hermanas nos sorprende un precioso amanecer y nos hacemos unas fotos; en frente de nosotros el perfil de la Cuerda Larga y un mar de nubes que se atisba a continuación.

En Dos Hermanas

Proseguimos hacia arriba llegando a la cima de Peñalara contemplando las impresionantes vistas que el día nos brinda. Decidimos continuar por Claveles así que nos colocamos los crampones y tiramos hacia la cresta. 

 
Peñalara desde Claveles














Pasamos con cuidado pero seguros, con la confianza que dan los pinchos y hacemos una buena bajada hasta la laguna de los Pájaros que está completamente helada. Proseguimos por el sendero llegando de nuevo a Cotos y damos por terminado el entreno.

Pico y Cresta de Claveles

El próximo fin de semana, si el tiempo no lo impide, haremos la ya tradicional kedada para subir el Belén al Peñalara, y hacernos una foto en la cumbre con las figurillas. Esto que empezó de una forma inesperada, se ha convertido ya en una tradición con la que llevamos unos 4 o 5 años.
Que no nos falte!!!!!

Laguna de los Pájaros

domingo, 4 de diciembre de 2016

VALLE DE LA FUENFRIA

Según la previsión del tiempo, el sábado por la mañana tendríamos una ventana sin lluvia y tiempo más o menos estable; y acertaron. Salimos a las 8:00 de las Dehesas de Cercedilla por el camino Schmid subiendo al collado Ventoso. 


Subiendo el Camino Schmid 

El suelo esta cubierto de nieve a esta altura, bueno, más bien hielo, porque a estas horas la helada nocturna a endurecido la nieve y hay que ir con cuidado, ya que no entra la zapatilla.
Atavesamos el Ventoso y continuamos por el Schmid, con más precaución pues es en bajada y el hielo aumenta el resbalón y el riesgo de darse un buen tortazo.
LLegamos a la pista de sky del Bosque que baja del cerro del Telégrafo, y descendemos por ella; aquí la nieve está un poco más blanda y deja entrar algo la zapatilla, con lo que podemos bajar al trote y hacer una divertida bajada.
Collado Ventoso

Al final de la pista cogemos el sendero que va profundizando en el valle, para ir enlazando con otros senderos e ir recorriendo la parte baja de la ladera norte de 7 Picos e ir remontando progresivamente hasta salir al puerto de la Fuenfría.

Por el Camino Schmid

Enfilamos por la carretera de la República hasta la fuente Antón Ruiz de Velasco y cogemos un sendero paralelo al Schmid para bajar de nuevo al punto de partida, pasando antes por la Ducha de los Alemanes y completar un entreno de 19 kms, buenos, bonitos y entretenidos.

"Ducha de los Alemanes"


miércoles, 23 de noviembre de 2016

PEDRIZA EN LA NIEBLA

El entreno de este domingo tenía algo especial, y es que debido a un acontecimiento familiar de un amigo, nos invitaba a comer un cocido en La Pedriza, después de entrenar. Y para tal acto conseguimos reunirnos un buen número de compañeros.
El día era uno de esos que la mayoría de la gente se queda en casa, lluvia, frío, viento; vamos un típico día invernal de otoño.



Pero esto no era impedimento para acudir a la cita, así que a las 8:30 estábamos en el aparcamiento de Cantocochino, junto a otros doce amigos para iniciar el recorrido.
Tomamos dirección refugio Giner, para tirar hacia el Tolmo y continuar un poco para desviarnos a la izquierda en dirección al Hueso, contemplar esta curiosa formación rocosa y subir al Laberinto.






La temperatura en el pinar se templa bastante y la lluvia amaina un poco, aunque la roca está empapada y hay que ir con cuidado por los numerosos pasos técnicos que tiene este recorrido.
Subimos la empinada ladera y entramos a la zona del Laberinto; es como si pasaras a un entorno "mágico", se respira una calma especial aderezada con las particulares formaciones graníticas y la niebla envolviendo las rocas, dando un aspecto más místico al lugar.



Atravesamos la zona y salimos a la senda Termes que a mano izquierda nos lleva al collado de la Ventana.

                                                                                           Entrando al Laberinto                                                                                                             
Bajamos ya desde aquí por el divertido sendero lleno de rocas, pero que permite bajar a buen ritmo y llegamos de nuevo Cantocochino tras casi 14 kms.
Después todos al bar del Montañero para comer y pasar un buen rato con los amigos. Así da gusto entrenar, jejeje.


domingo, 13 de noviembre de 2016

MIRADOR DEL CANCHO

Desde Cotos en un frío amanecer, iniciamos el entreno por montaña de este fin de semana. 
Tomamos el sendero hacia el collado de Citores, con unos ligeros y templados rayos de sol, colándose entre los pinos del bosque y templando un poco la temperatura. Cogemos altura dejando el bosque abajo y la meteo cambia, algo de niebla y se levanta un poco de aire frio que se hace más notable arriba del collado.

Bajamos a la fuente del Batallón Alpino, pues alguno de los compañeros no la conocía, y regresamos de nuevo a la cuerda para dirigirnos hacia el Mirador del Cancho.

La niebla se ha cerrado más y tenemos algunas dudas de la dirección a seguir, pero tras unos pocos titubeos damos con el trayecto correcto y llegamos al Mirador. Una pequeña construcción que hace las veces de pequeño refugio, afortunadamente bien conservado, sin sufrir pintadas ni destrozos por parte de desalmados.


Desde aquí bajamos hacia el fondo del valle que va a Valsaín, atravesando un precioso bosque de pinos. Es una bajada muy empinada con el suelo cubierto de las acículas de los pinos, haciendo el descenso muy seguro, pues al estar mojadas por la humedad, dan estabilidad a las pisadas. Luego enlazamos con una especie de cortafuegos y bajamos todo recto hasta la pista, la cual tomamos a la izquierda y subimos de nuevo al puerto de Cotos.



domingo, 6 de noviembre de 2016

MALICIOSA OTOÑAL


Ha llegado el otoño con todas sus letras y tenemos un dia de mucha lluvia, niebla y viento; pero hemos quedado a las 8:00 en La Barranca, así que a pesar de que está cayendo la mundial por casa, cojo los aperos del correr y me dirijo al punto de encuentro. 



 Como suele pasar a veces, la meteo está peor en el valle que en la montaña, y cuando llego a la Barranca hace un apacible amanecer con niebla, sin lluvia y con 9° de temperatura.

Nos reunimos los tres y empezamos el entreno cogiendo la pista que al poco abandonamos para tomar el sendero que sube por la fuente de la Campanilla. El bosque está muy bonito rezumando agua por doquier y con el verde otoñal. 



Según ganamos altura el tiempo va empeorando, nos rodea la niebla, el viento se cuela por el collado del Piornal y comienza a llover, así que toca ponerse los chubasqueros y guantes, que el aire frio y manos mojadas va dejando los dedos helados.


Llegamos al collado y continuamos hacia el pico de la Maliciosa que está totalmente cubierto de nubes. En unos 15 minutos alcanzamos la cima y tras unas fotos emprendemos el camino de regreso, por el mismo recorrido.
Un bonito entreno de 11 kms para estrenar el otoño 100 % y pasar unas horas con los compañeros.